Público
Público

El día de las suspicacias

El Madrid se juega el liderato en Huelva y en el Calderón, con la polémica foto de Villar y Cerezo en el punto de mira

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las Ligas se deciden por cosas nimias y cada semana que se tacha en el calendario, las polémicas van saliendo a flote en uno y otro lado. Las suspicacias se erigen en las principales protagonistas y las excusas se vuelven el mejor ataque de cada vestuario para tapar los errores cometidos.

Unos miran con recelo como la mano de Etoo deja al Barcelona vivo en la Copa, mientras soportan con rubor cómo les han marcado el gol más tonto de la competición. Mientras, al otro lado del puente aéreo, los otros no paran de observar la foto de la Liga. Esa en la que aparecen retratados Villar y Cerezo con la elástica madridista en la semana de un Atlético-Barça. Para colmo, Calderón terminó enfundándose la rojiblanca para justificar a su homólogo atlético y de paso salió Casillas para alterar más a los culés con la foto: 'Me encanta ver a Villar vestido de madridista'.

Sólo un pequeño círculo de privilegiadas mentes pueden abstraerse a tales suspicacias. 'No he visto esas fotos que decís porque no le he dado importancia', decía ayer Schuster.

El run-run va subiendo de decibelios a medida que se acerca el partido y así, como no iba a ser de otra forma, aparecen nuevos componentes suspicaces que siempre acaban en los trencillas. Cambio de árbitro. Rodríguez Santiago (al que en el vestuario blanco no recuerdan con cariño especialmente) deja su puesto a Fernández Borbalán, de funesto recuerdo para el Atlético y, sobre todo, para el Kun que en su última cita con el andaluz fue expulsado por dar un codazo a Torrejón. Cada uno ve el cambio con las suspicacias que le conviene.

Pero en esta escalada hacia la máxima tensión futbolística, donde todo vale con tal de desprestigiar al rival y añadir presión. Un aficionado se puede encontrar como aparece un rumor en el que coloca la foto de la discordia en la pizarra del vestuario blanco con el lema ‘Juntos Podemos'. El rumor quedó ahí, ya que fuentes del propio vestuario blanco desmintieron a Público tales acontecimientos. De todas formas, todo para que al final a Schuster no le parezca del todo grave perder el liderato ante el Recreativo: 'No me preocupa quién puede ser el líder el domingo, sólo me preocupa que ganemos nosotros. No me fijo en las estadísticas, y en quién es líder ahora, sólo en quién lo será en mayo.

Ahora, faltando tantas jornadas, sabemos que ni antes pudimos ganar la Liga, ni ahora tampoco. Se ganará en su momento, y lo hará quien esté líder en ese momento. Hay que preocuparse únicamente en buscar la victoria, y dejar todo lo demás'. El alemán mira al Roma. Ahí las suspicacias se pueden tornar en problemas para el bávaro.