Publicado: 16.03.2016 11:25 |Actualizado: 16.03.2016 11:25

La Ertzaintza criminaliza el recuerdo a las víctimas del 3 de Marzo

Dos aficionados del Baskonia se enfrentan a posibles sanciones por desplegar una pancarta en homenaje a los trabajadores asesinados hace 40 años en Vitoria. La consejera de Seguridad deberá responder por este asunto en el pleno del Parlamento Vasco de este viernes, a petición de EH Bildu.

Publicidad
Media: 3.33
Votos: 3
Comentarios:
Aficionados del Baskonia muestran la pancarta con motivo del 3 de marzo

Aficionados del Baskonia muestran la pancarta con motivo del 3 de marzo

BILBAO-. Los aficionados del Baskonia, un histórico equipo de baloncesto alavés, difícilmente podrán olvidar el derbi del pasado 6 de marzo contra el Bilbao Basket. Esta vez no será el resultado lo que quedará en su memoria, sino la actuación policial contra dos integrantes de la peña “Indar Baskonia” que ejercieron, precisamente, la memoria. ¿El motivo? Desplegar una pancarta en homenaje a las víctimas de la masacre policial del 3 de marzo de 1976 en Vitoria, cuando cinco trabajadores fueron asesinados por la Policía. ¿La acusación? Nada más y nada menos que violar la ley que previene los actos de violencia en espectáculos deportivos.

“Lo que ha ocurrido es totalmente increíble”, resumió a Público D.M., uno de los acusados. Este hincha del Baskonia está a la espera de lo que dictamine la Comisión Antiviolencia, que deberá valorar los hechos denunciados por la Ertzaintza. Según los agentes de la Policía Autonómica Vasca, la pancarta que sacaron en el tercer cuarto del partido, con la frase “Martxoak 3. Oroimena. Egia. Justizia” (“3 de Marzo. Recuerdo. Verdad. Justicia”), vulneraría la Ley 19/2007 contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte, por lo que al finalizar el encuentro –en el que también se encontraban el lehendakari, Iñigo Urkullu, y el alcalde de Vitoria, Gora Urtaran- identificó a los aficionados que la habían desplegado.



“Cuando los ertzainas nos pidieron el DNI, les preguntamos si sabían lo que significaba el 3 de Marzo, porque entendíamos que igual no eran de Vitoria. Sin embargo, nos dijeron que conocían perfectamente lo que había pasado”, comentó uno de los involucrados a este periódico. Curiosamente, el lema que llevaba la pancarta coincidía con lo aprobado algunos días antes por el Parlamento Vasco, que también quiso solidarizarse con las víctimas de aquella masacre en su 40 aniversario. De nada valieron estos argumentos: sin dar más explicaciones, los agentes apuntaron los datos de los dos jóvenes y abrieron un acta que hoy se tramita en Madrid y que podría acabar en una multa de entre 3.000 y 60 mil euros, dependiendo de la valoración que realice la Comisión Antiviolencia.

"Coherencia"

El pasado lunes, la Asociación de Víctimas del 3 de Marzo mostró su apoyo a los acusados e interpeló directamente al Gobierno Vasco, al que exigió “coherencia” para que “todos sus departamentos actúen de la misma manera ante unas reivindicaciones que avala y recoge la legislación internacional de Derechos Humanos”. En efecto, la Secretaría de Paz y Convivencia del ejecutivo autonómico había mostrado su apoyo a las reivindicaciones de justicia en torno a aquella masacre, registrada durante una jornada de huelga en Vitoria. La Policía Armada, siguiendo órdenes del entonces ministro Manuel Fraga Iribarne, cargó con extrema violencia contra los trabajadores que se encontraban realizando una asamblea en la iglesia San Francisco de Asís del barrio de Zaramaga, lo que dejó un saldo de cinco muertos y alrededor de 150 heridos. Los responsables de estos hechos jamás fueron juzgados.

“Cuando por fin desde las instituciones vascas se anuncian los primeros pasos para reconocer a las víctimas de la violencia de Estado, no tiene sentido que al mismo tiempo se persiga y se acose policialmente esas mismas reivindicaciones”, destacó la Asociación 3 de Marzo, que reclamó al gobierno de Urkullu “todas las medidas necesarias para que estos dos jóvenes gasteiztarras no sean sancionados y, sobre todo, para que nunca más se persiga la memoria de las víctimas del crimen de Estado perpetrado en Zaramaga el 3 de Marzo de 1976”.

Pregunta a la consejera

En ese contexto, EH Bildu ha registrado una pregunta a la consejera de Seguridad del Gobierno Vasco, Estefanía Beltrán de Heredia, quien este viernes deberá acudir al pleno del Parlamento de Vitoria para explicar su posición ante este caso. Fuentes de la coalición abertzale adelantaron que le solicitarán que se retiren las acusaciones contra los jóvenes.

Por su parte, el grupo de aficionados “Indar Baskonia” –al que pertenecen los dos acusados- mostró su “rotunda condena” a la “lamentable, vergonzosa e insultante actuación policial” del pasado día 6 en el Buesa Arena. También reivindicaron la memoria de los trabajadores asesinados hace 40 años. Una memoria que ahora, según la Ertzaintza, no puede manifestarse en un recinto deportivo.