Publicado: 14.09.2016 11:31 |Actualizado: 14.09.2016 12:35

El esloveno Aleksander Ceferin,
nuevo presidente de la UEFA

Ceferin logró 48 votos y superó holgadamente al holandés Michael van Praag (12) para suceder en el cargo al francés Michel Platini. Este abogado con fama de íntegro busca frenar el poder de los grandes clubes y dar más peso a federaciones más pequeñas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Aleksander Ceferin, nuevo presidente de la UEFA, pronuncia su discurso en Atenas. /REUTERS

Aleksander Ceferin, nuevo presidente de la UEFA, pronuncia su discurso en Atenas. /REUTERS

ATENAS.- El esloveno Aleksander Ceferin fue elegido este miércoles nuevo presidente de la UEFA al obtener 42 votos frente a los 13 del holandés Michel Van Praag, su único contrincante, en la primera votación del Congreso Extraordinario que la UEFA celebra en Atenas.

Ceferin, abogado y presidente de la Federación Eslovena de Fútbol desde 2011, se convirtió así en el séptimo presidente de la UEFA y sucede al francés Michel Platini, que dirigió la organización desde 2007 hasta que fue inhabilitado por la FIFA por incumplir su Código Ético y sancionado durante cuatro años.



"Gracias por su apoyo fantástico. Es un gran honor y una gran responsabilidad, significa mucho para mí. Mi bella Eslovenia y mi familia están orgullosos. Espero que un día ustedes también lo estén", dijo Ceferin en su primera intervención tras conocer el resultado de la votación.

El esloveno superó ampliamente la cifra de 28 votos que necesitaba para resultar elegido en la primera votación, en la que participaron las 55 asociaciones que forman la UEFA y en la que no hubo abstenciones ni votos nulos.

El mandato de Ceferin se prolongará hasta el Congreso de 2019, ya que su periodo como presidente no será de cuatro años sino que completará el tiempo que restaba del último iniciado por Michel Platini, el 24 de marzo de 2015, cuando el francés fue elegido para un tercer mandato antes de su inhabilitación en octubre de 2015.

Un abogado con fama de íntegro

Ceferin comienza su andadura al frente de la UEFA con la intención de frenar la propuesta de Superliga europea que se está mascando entre los grandes clubes del continente y el grupo Wanda, el gigante chino que pondría el capital necesario para hacer realidad una competición que pretende acabar con la actual Champions.

Ceferin ha logrado, desde que en 2011 se hizo cargo de la Federación de Fútbol de Eslovenia (NZS), ganarse la fama de ser una persona competente y, sobre todo, íntegra. A ello ayuda que, como abogado, ha continuado la tradición paterna de defender sin coste a víctimas sin recursos de violaciones de los derechos humanos.

Así, en 2006 representó a la familia gitana Strojan, que fue expulsada de su localidad de origen en Eslovenia por presiones de los vecinos, hecho que supuso entonces todo un escándalo político por la actitud de las autoridades.

Su programa para dar más equilibrio a la UEFA

En el programa de su candidatura, que llevaba el título de "Creando el equilibrio perfecto", Ceferin trataba de buscar la armonía entre los variados intereses de todos los miembros del fútbol europeo. Algunos han visto en él una figura que encarna el mejor compromiso entre los intereses de los grandes clubes y las pequeñas federaciones.

Otros han interpretado su programa como un intento de reducir el poder de los grandes clubes, como Real Madrid, Barcelona o Bayern de Múnich, a favor de nombres y federaciones de menor peso. Es más, Ceferin está en contra del nuevo formato de la Champions que se impondrá la próxima temporada en el que las cuatro grandes ligas se garantizan cuatro equipos cada una, lo que reducirá el número de representantes del resto de países.

La lucha contra los amaños y una mayor transparencia en los procesos de adjudicación de grandes torneos y finales son otros de los objetivos del abogado, especializado en derecho penal y comercial y también en la representación de deportistas y clubes deportivos.

Platini: "Tengo la conciencia tranquila"

Antes de que Ceferin fuera elegido como nuevo presidente de la UEFA, el saliente Michel Platini pudo transmitir al resto de la Asamblea que tiene la "conciencia tranquila", que no está enfadado con las personas que no le apoyaron y que seguirá luchando.

"Es mi último discurso en un congreso de UEFA... No estoy enfadado con los que no me apoyaron". "Cada uno debe actuar según su conciencia", añadió en su alocución, en la que quiso recordar "a todos los que quieren olvidarlo que el fútbol es un juego" que se juega "en equipo", sin que cada uno piense en sí mismo. "Continuaréis con lo que hemos hecho hasta ahora juntos, pero sin mi", añadió, y recalcó que el fútbol "antes que un mercado, es un deporte".

En un sentido discurso de despedida, el expresidente y exinternacional galo sostuvo que para millones de personas el fútbol es poder soñar con tener un hijo como Beckenbauer o Zidane. "Estoy orgulloso de haber trabajado con vosotros. Por eso me he presentado hoy ante vosotros, para agradeceros y deciros hasta la vista", remachó.