Público
Público

España gana y guarda la ropa

La selección no tuvo que esforzarse para superar a Portugal (73-87), el equipo más flojo del torneo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las conclusiones llegarán en otro momento, cuando el rival tenga un nivel superior al menos al de las categorías inferiores de España. No era el caso de Portugal, un equipo que no se asomaría por la ACB ni en sus mejores sueños. No sólo era una victoria obligada, sino que además había que conseguirla con cierta holgura. La Roja, aún con lagunas y despistes, cumplió.

A ritmo bajo, con mucha rotación y sin ningún tipo de tensión competitiva, demostró ser mejor en baloncesto que el país vecino, un secarral en el deporte de la canasta. Sólo al final, con todo el pescado vendido, los lusos pudieron maquillar el resultado. Dentro de lo anodino quedan algunas sensaciones, casi todas ellas positivas. La primera, en la posición de alero, que había asustado en el encuentro ante Polonia por la ausencia de Rudy. Con el mallorquín recuperado, subió el nivel. Y eso que no es un tres, sino un escol-ta. Pero su posición en España es el corralito de Navarro y nadie está en disposición de quitársela. Rudy, que mide 1,96, cumple en altura y, aunque su juego no sea específico para ese lugar no postea, le cuesta defender a gente más pesada y no ayuda mucho en el rebote, cumple porque es un jugadorazo. Con 20 minutos le dio para tranquilizar los ánimos, agitados tras el debut.

Dentro de lo anodino quedan algunas sensaciones, casi todas ellas positivas

También fue un buen día para Calderón, que contra Polonia había sido un cero a la izquierda. Aún está algo torpe en el lanzamiento, pero sí llevó la batuta y marcó el ritmo del encuentro el tiempo que estuvo en cancha. Ricky Rubio, por el contrario, sigue sin estar. En el rato que apareció, no logró imponer su juego, ni su defensa, ni nada en absoluto. Un problema a resolver por Scariolo, que sigue sin encontrar la tecla en las rotaciones. El técnico le dio a la victoria más lustre del que tuvo. 'Hemos hecho cosas buenas y hemos mejorado aspectos importantes del juego', dijo antes de reconocer que habrá en el horizonte mejores equipos que Portugal.

En el resto, el guión fue el mismo que contra Polonia, pero con menos exigencia. Pau Gasol se fue con una facilidad pasmosa a los 20 puntos sin jugar casi en la segunda mitad. Su hermano Marc también demostró la sideral diferencia en talento y tamaño que separa el juego interior español del portugués, e incluso Felipe Reyes se unió al festín de la zona con diez puntos para coger confianza. También cumplió su guión Navarro, con la muñeca tan afinada que consiguió cinco triples de siete intentos.

El resto no se reivindicaron. San Emeterio, que terminó tocado por un golpe, Llull y Claver fueron irrelevantes. El valenciano, eterna promesa que no termina de descollar, debería tener una función como especialista en el equipo, pero antes de eso tiene que encontrar un nivel que de momento no está dando. España espera los partidos grandes, los días en los que todo el mundo tiene que estar alerta porque se puede perder. Dejar de una vez las pruebas y empezar a competir en serio. España quiere jarana.

73 - Portugal (16+20+16+21): Da Silva (2), Andrade (11), Evora (6), Miranda (13), Santos (9) -equipo inicial-, Tavares (17), Costa (3), Minhava (2), Fonseca (4), Silva y Gonçalves (6).

87 - España (26+27+24+10): Pau Gasol (20), Rudy (9), Navarro (17), Calderón (7), Marc Gasol (10) -equipo inicial-, Reyes (10), San Emeterio (1), Ricky (5), Ibaka (4), Claver, Llull (2) y Sada (2).

Árbitros: Robert Vyklicky (CZE), Petar Obradovic (BIH) y Miroslav Tomov (BUL). Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada del grupo A del Eurobasket disputado en el Cido Arena de Panevezys ante unos mil espectadores.