Público
Público

"España nos hizo enloquecer en Polonia"

Velickovic. Jugador serbio. ‘Nole’ no frivoliza cuando habla de baloncesto; menos cuando se le pregunta por la selección

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Consoló a Tomic, su compañero en el Madrid, su-surrándole confidencias tras dejarle fuera del Mundial. En cuartos, más compañeros: Felipe, Garbajosa y Llull. 'Les aprecio mucho pero quiero ganarles', asegura Novica Velickovic (Belgrado, 1986).

España-Serbia, ¿qué le sugiere?

Un partido que debemos afrontar sin pensar en lo que sucedió en la final del pasado Europeo.

¿Aún le dan vueltas?

Bueno, alguna vez hemos hablado de ese partido, fue una lección para nosotros. En cuanto comenzó, supimos que no podíamos hacer nada para pararles. Nos hicieron enloquecer. Fue toda una experiencia para nosotros. De hecho, ni nos enfadamos por perder.

¿Fue sorpresa esa plata?

Sí. No esperábamos llegar tan lejos. Y no por falta de talento, porque podemos jugar contra cualquiera y nos lo creemos.

¿Están más preparados?

Bueno, estamos jugando mejor que el año pasado en Polonia. Hemos tenido un grupo muy duro y hemos seguido jugando bien, pero necesitamos ese componente de suerte para hacer algo importante.

¿Se creían a la España de la primera fase?

Teníamos claro que, en algún momento, aparecería España, el equipo que juega rápido, un baloncesto veloz. En cuanto Navarro, Rudy, Ricky y Llull han hecho correr al equipo todo ha vuelto a la normalidad.

¿Quién ganará mañana?

No soy de apuestas. Quizás España es más favorita. Pero los partidos hay que jugarlos.

¿Todo es diferente sin Pau?

Sin duda. En Polonia, cualquiera que se emparejaba con Pau no podía pararle. No teníamos argumentos contra él en el uno contra uno. Es el mejor jugador con el que me he enfrentado nunca. Un jugador que crea diferencias, le da muchos matices a los partidos y hace poderosos a sus equipos.

¿Jugar en Españale da pistas?

Sí, porque, tras un año en el Madrid, sé cómo se mueven, qué soluciones pueden tener en un momento determinado. Todos esos datos me dicen que tengo que prepararme aún más porque a nivel individual y colectivo son muy fuertes.

¿El duelo Ricky-Teodosic va a determinar el partido?

No, hay más cosas. Los dos son grandes jugadores, los pensadores, pero también están Navarro, Rudy, Marc Gasol... Muchos otros que siempre están cocinando grandes partidos contra buenos equipos. Para mí, nunca un jugador determina por sí solo un partido.

¿Serbia puede serla heredera de los éxitosde España?

Hay que ir viéndolo. Nuestra historia comienza hace tres años con un grupo de jóvenes que empezamos a jugar juntos. Cada verano hemos mejorado, hemos dado un salto de calidad, pero todavía tenemos que madurar mucho. Ellos todavía tienen a Navarro, Felipe, Marc, Pau Gasol y a gente nueva que se contagia pronto del hambre de los veteranos. Desearía que Serbia pudiera tener ese rol tan importante en el baloncesto europeo, pero aún somos jóvenes.

Pero su generación ha dominado las categorías inferiores como lo hicieron los juniors de oro.

Es cierto. Teodosic y Tepic lo han ganado todo en campeonatos infantiles, juveniles y junior. Nadie podía derrotar a nuestra generación del 87. Ganaban a todo el mundo. Pero la traducción de esos éxitos en los campeonatos senior es complicada. Necesitas unos años de transición porque aún somos jóvenes y tenemos que encontrarnos muchas experiencias.

Aún así se les respeta mucho.

Bueno, todo el mundo conoce a Danilovic, Djordjevic. Ellos, con Divac, Savic o Rebraca, hicieron que se respetara a Serbia en Europa y en el Mundo. A nosotros nos sucede lo mismo que a Lituania o a España. Cualquiera que sepa un poco de baloncesto sabe que hay que respetarlos.

¿Esta Serbia puede llegar a ser como aquella generación?

Creo que sí, que podemos jugar como ellos, aunque son dos épocas diferentes de baloncesto. Entonces, la liga serbia era de las más fuertes de Europa con Partizán, Jugoplastica y Cibona. Yugoslavia era entonces un país grande y fuerte en baloncesto, con una gran cantidad de jugadores de talento. Nos formábamos desde jóvenes frente a gente excepcional, como Kukoc. En esa situación se encuentra ahora España.

¿Qué sintió cuando se enfrentó a Croacia?

Que seguimos siendo competitivos y con talento después de ver cómo Yugoslavia se descomponía en muchos pedazos.