Público
Público

España quiere mantener la tradición

Oportunidad para alcanzar la cuarta final de Eurobasket seguida ante una Francia a la que se conoce de memoria. Parker y compañía cosechan ocho derrotas consecutivas en los duelos directos y quieren revancha

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La selección española de baloncesto buscará esta noche (21 horas/Cuatro) disputar su cuarta final consecutiva de un Eurobasket frente a su víctima preferida, Francia, a la que ha cerrado el pase una y otra vez en los últimos torneos internacionales y que competirá ansiosa de revancha al mando del talentoso Tony Parker.

Una generación que estaba llamada a ganar por lo menos algún gran campeonato y compuesta por jugadores de la talla del propio Parker, de Batum, de Diaw o de Pietrus, pero que se ha topado en su camino hacia la gloria con otra generación, la de Pau Gasol y Navarro. Ocho derrotas consecutivas dan muestra de las ganas de revancha que tienen los franceses.

Francia empezó a barruntar que España sería su 'bestia negra' en los cuartos de final del Eurobasket'09, donde sufrió una paliza (86-66) previa al primer título europeo conquistado por la selección española. Dos años después, los países vecinos volvían a verse en Kaunas esta vez para pelear por el oro, pero con idéntico desenlace (96-69). Y la última estación del 'vía crucis' galo llegó en los cuartos de final de los Juegos Olímpicos de Londres (66-59). Ese partido terminó como el rosario de la aurora y elevó en exceso la tensión entre ambos vecinos. 

Tres eliminaciones en los cuatro últimos torneos, tres mellas consecutivas en la moral de una buena generación de jugadores franceses. 'Si no fuera por España, tendríamos muchas medallas', se resignó Tony Parker este miércoles nada más sellar el pase a semifinales tras eliminar al anfitrión Eslovenia (62-72) con 27 puntos del base. Parker, por eso, bromeaba estos días con su amigo Pau Gasol, que se encuentra en Eslovenia apoyando a sus compañeros: 'Tío, ya toca que nos dejéis ganar'.

El jugador de San Antonio Spurs, tercer mejor anotador del torneo (18.3 puntos por partido), vuelve a postularse como la principal amenaza del combinado entrenado por Vincent Collet, que se ha plantado en semifinales, al igual que España, tras sumar tres derrotas a lo largo del Eurobasket (Alemania, Lituania y Serbia).

Pese al papel protagonista y omnipresente de Parker, Francia también amenaza con la inteligencia de otros dos jugadores de San Antonio, el escolta Nando de Colo (ex de Valencia Basket) y el ala-pívot Boris Diaw, aunque el más peligroso después de Parker es el alero Nicolas Batum (Portland Trail Blazers), portento físico y capaz de aportar en todas las facetas del juego, además de recordado por la agresión que propinó a Juan Carlos Navarro en los últimos instantes del tenso partido del O2 de la capital inglesa.

El combinado galo también cuenta con nombres conocidos de la Liga Endesa como Florent Pietrus o el base del Laboral Kutxa, Thomas Heurtel. Por contra, destaca el bajón de su juego interior debido a las ausencias de Seraphin, Traore y, sobre todo, del pívot de Chicago Bulls, Joakim Noah. Tan solo el exuberante Alexis Ajinca (10.3 puntos y 6.8 rebotes de media), de vuelta tras su paso por la NBA, puede crear problemas bajo los aros.

España llega a la cita cargada de moral tras la exhibición ante Serbia. Ya han quedado atrás la dudas mostradas y la preocupación tras la derrota ante Italia. La ÑBA ha vuelto a situarse en la senda de la diversión en la cancha. Y sigue teniendo ansias de campeón. El premio de esta noche solo está al alcance de las leyendas: estar presente en la cuarta final consecutiva en un Eurobasket.

Liderando esta selección Orenga sigue contando con Marc Gasol, que se ha confirmado como el mejor pívot del torneo, dominando el juego interior siempre que se lo han permitido los problemas de faltas. El jugador de Memphis Grizzlies llegará descansado tras jugar solo 22 minutos en el duelo de cuartos contra Serbia, que sufrió el despertar de la bestia española (60-90) y donde dejó en nada el esperado duelo con Nenad Krstic.

La paliza al equipo balcánico, que alcanzó los cuarenta puntos en el ecuador del tercer cuarto, evaporó de golpe todas los interrogantes surgidos en torno al vigente bicampeón europeo, una vez más a pleno rendimiento cuando escucha el repiqueteo de las medallas. El excelente trabajo de la mejor defensa del Eurobasket se conjuró esta vez con velocidad al contraataque y eficacia desde el perímetro en el juego estático (13/25 en triples). La magistral actuación de Sergio Rodríguez (22 puntos) y la defensa de Ricky Rubio (4 robos), sumadas a la recuperación física de José Manuel Calderón, confirmaron que los bases están preparados para provocarle otra pesadilla a Tony Parker.

ESPAÑA: Rubio, Calderón, Fernández, Claver y Marc Gasol --posible cinco inicial--; Rodríguez, Llull, San Emeterio, Aguilar, Mumbrú, Gabriel y Rey.

FRANCIA: Parker, Batum, Gelabale, Diaw y Ajinca --posible cinco inicial--; Lauvergne, Diot, Petro, Kahudi, Heurtel, Pietrus y De Colo.

PABELLÓN: Stozice Arena de Ljubljana.

HORA: 21.00/Cuatro.

 

 

DISPLAY CONNECTORS, SL.