Público
Público

La feria de Benzema

El francés fue de nuevo el mejor en la primera gran goleada del Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La pretemporada también sirve para coger ánimos. Y pocas cosas en el fútbol valen para eso como una goleada. Los resultados del Madrid estaban siendo sólidos, con victorias fáciles y buena imagen, pero hasta este miércoles no apareció la avalancha.

El Madrid esperó hasta la gira china, una estación en la que se suponía expectación máxima pero en la que no se encontró ni siquiera el campo lleno. Los que estuvieron, disfrutaron. No fue un festival de fútbol combinativo y de tira-líneas, pero sí de goles y filigranas.

En el buen tono general, el mejor fue, de nuevo, Benzema. El francés está empeñado en mostrarse como un imprescindible en el Madrid de este año. En el primer gol, el de Khedira, apareció con un centro medido con su pierna mala, la zurda. También con la izquierda marcó el tercero, en un disparo cruzado y raso aprovechándose de una dejada de tacón de Cristiano. En la segunda parte no desapareció, marcó el cuarto y rozó el balón en el quinto después de que su aliado en el ataque, Cristiano, rema-tase a puerta con otro taconazo. La estrella lusa, como siempre, hizo lo posible por ejercer de malabarista.

Özil y Di María también se encuentran muy a gusto cuando el Madrid se convierte en atracción de feria. El alemán, que tiene talento en grado superlativo, aparece en paredes y coordinando jugadas. Cuando él está, las oportunidades se multiplican. Di María es menos colectivo, pero muy espectacular. Su guión es el de los recortes que dejan en el suelo, una cualidad que se potenció al máximo contra los cándidos chinos. El que sigue sin adaptarse, y las alarmas hace tiempo que se encendieron, es Kaká. Ni goles, ni filigranas, ni ilusión.

Mourinho, con cautela en el festival, redujo la euforia. 'Es obvio que no son fuertes, pero están más rodados que nosotros y eso tiene mérito. Si estuviéramos sacando pecho por los seis triunfos me preocuparía pero como no es así, pues no pasa nada', comentó el técnico.

Tampoco es completamente feliz con su equipo. Lo que tiene le gusta, pero no le parece suficiente. 'Tenemos una plantilla buena pero algo corta y no podemos permitirnos lujos de perder jugadores a falta de 15 días para el inicio del campeonato, no podemos arriesgar', comentó para justificar la ausencia de Sahin y, de paso, reclamar más efectivos.