Público
Público

"Todo es fútbol, fútbol y fútbol..."

Aguirre, Alabau y Pulido, tres campeonas en la sombra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Eunate Aguirre, Marina Alabau y Gisela Pulido conforman un simpático trío de campeonas en el olvido. El hecho de practicar deportes de poca repercusión mediática (body-board, windsurf y kitesurf, diferentes variantes del surf), hace que sus logros sean desconocidos para la gran mayoría. De ahí su obsesión por reivindicar sus éxitos.

'Aunque al principio las condiciones no eran muy favorables, hace mucho que tomé la decisión de dedicarme totalmente a esto', apunta Eunate. La vasca, de 27 años, se proclamó recientemente subcampeona del mundo de body-board (surf con tabla corta). A los 11 años ya cogía olas en su Sopelana (Vizcaya) natal y ahora se codea con las mejores de la especialidad. 'No miro tanto los ingresos como lo que me aporta este deporte', dice ilusionada. Y habla de su devoción por el body-board: 'No importa el valor que la gente le de a lo que hacemos, porque el valor real empieza por una misma'.

Eso sí, pide más atención para su deporte. 'Sí es verdad que nos gustaría tener más fuerza mediática. Cada deportista se esfuerza al máximo en su especialidad y la gente debería saber que hay un montón de deportes interesantes. Nosotras también tenemos que dar más información de ellos', reconoce Aguirre.

Las tres sirenas se quejan de la poca atención mediática que tienen

Marina Alabau, 24 años, se coronó este año campeona del mundo de windsurf (clase RS:X) en Weymouth, el mismo campo de regatas británico donde se disputarán los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Tras el cuarto puesto que logró en Pekín, la sevillana es firme candidata a medalla en la cita olímpica inglesa. 'Es mi objetivo y trabajo para ello cada día', asevera.

La carrera de la windsurfista sevillana ha sido meteórica en los últimos años y desde su entorno se asegura que 'lo mejor está por venir'. Marina comenzó a practicar desde muy pequeña en el Guadalquivir. 'Allí me enseñaban lo básico, pero para entrenar me tenía que ir al Puerto de Santa María', recuerda con nostalgia Alabau.

Marina también es muy crítica con la poca atención que recibe su esfuerzo. 'A estos deportes no se les da el bombo que se debiera. Todo es fútbol, fútbol y fútbol. Hay que fomentar otros deportes porque, si al aficionado le pones lo primero el fútbol, está claro que es lo primero que leerá o verá', subraya con ironía. La andaluza, beneficiaria de una beca ADO, también tiene pensado dedicarse toda la vida a su pasión: el windsurf. 'Esta claro que, si eres el mejor del mundo en cualquier especialidad, puedes vivir de ello', argumenta Marina.

Alabau es firme candidata a medalla en los Juegos de Londres 2012

La más pequeña de las tres, Gisela Pulido, 15 años, es la que más títulos acumula: seis mundiales de kitesurf (surf con cometa), el primero cuando sólo tenía 10. 'Reconozco que entonces no había mucho nivel porque éramos muy pocas las que practicábamos este deporte. Ahora sí se están poniendo las pilas y, además, yo he tenido una lesión de rodilla y ahora debo apretar para volver a ganar'.

Su modalidad es la única de las tres que aún no tiene categoría de deporte oficial como tal. 'Aunque no haya competición oficial me voy a dedicar toda la vida al kite. Estoy segura de que es lo que haré en el futuro porque es un estilo de vida: compagino mi afición por la naturaleza con mis estudios (4º de ESO)'. Gisela tiene un plan B. 'Estudiaré periodismo'. Y, seguro, informará sobre deportes minoritarios.