Público
Público

Sólo un gol ante la crisis

Un tanto de Sneijder da la victoria al Madrid, que jugó un partido muy pobre y volvió a mostrar su falta de ideas en ataque y de un patrón sólido de juego. Higuaín se retiró lesionado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Madrid juega sin tener en cuenta el hostil hábitat por el que transita. Contra el Recereativo ganó y jugó poco. Le vale para calmarse, pero no para afirmarse como equipo. No contempla el ánimo de la grada, la necesidad de enseñarle, al menos, la vergüenza al Barça, ni la propia desazón que invade al vestuario. El equipo no altera su ritmo ni siquiera azuzado y acosado por la agitación que le rodea. Parece que se ha entregado de manera definitiva a ese juego de una sola velocidad. Se expone con lo que es, sin más.

No tiene este Madrid funcionarial una intención de ganarse el respeto de los contrarios acogotándolos. No. Este equipo sale al campo, deja hacer y hace lo que le dejan o le sale a cada una de sus individualidades. El diagnóstico desemboca directamente en Bern Schuster. En año y medio, el técnico no ha logrado clarificar un camino, una idea en la que creer de verdad. Ha tenido partidos de bloque sólido, pero poco más. No hay ninguna autoridad sobre el juego o los contrarios. Nada que sospechar que es el Real Madrid el que está en el terreno de juego. El grupo es tan frío como Schuster a la hora de manejar los partidos. Como si viviera una realidad distinta, pasa página a los partidos sin un toque de épica. No ven la necesidad de marcar la raya, de decirle al contrario que le va a costar horrores dar un pase. Salvo cuando el contrario se pone por delante y aparece la mística del Bernabéu y el escudo.

Sólo Ramos aparentó el ímpetu que demanda la situación. Jugó de central y Casillas vivió más tranquilo de lo habitual. No porque no le llegaran, sino porque el porcentaje de anticipaciones ganadas de Ramos a Guerrero y Camuñas fue elevado. Justo lo que no sucede cuando es Cannavaro el que tiene esa responsabilidad. Le vino bien el partido a Ramos para recuperar la confianza de la grada. Se le ve como el dueño de la cueva en el futuro y su carrera para ser el cacique de la defensa empieza con partidos como el de ayer. Con una lectura constante del juego y con los tiempos precisos para ir al quite. Terminó creyéndose su rol, que es la mejor receta que puede encontrar ahora. Rompió el centro del campo con una conducción y regresó a tiempo para acabar y ceder con el pecho a Casillas un centro envenenado de Adrián.

El fútbol de apoyos no existe como principio, responde a una solución casual. Si Guti y Sneijder están juntos se pasan el balón; si no, esperan a que alguno de los de arriba tire un desmarque que merezca la pena. Sólo hay fútbol ligado cuando Sneijder o Guti van de cara. Así se plantó Higuaín ante Riesgo al poco de comenzar el partido. Y así se trenzó el gol. Una pared entre Guti y Sneijder le dejó el balón al holandés para reventarlo. Tampoco le vendrá mal a Sneijder este gol. Ahora mismo el Madrid tiene cola de espera en el diván. El paciente número uno es Drenthe. Ayer se le vio más incisivo y algo más acertado en el pase. Al menos sacó dos roscas rematables y eso le dio el indulto raspado de una grada que le tiene en el punto de mira. Uno de esos centros templados lo echó Sneijder por encima de la portería y el otro se lo sacó Riesgo a Guti, que le había fusilado de cabeza desde la frontal del área.

La grada estuvo paciente. Parece que se ha contagiado de la apatía de sus jugadores. Tampoco el Recreativo exigió demasiado al Madrid. Se colocó bien, pero no se vio la agresividad que suele imprimir Lucas Alcaraz a sus equipos. Esta es otra lectura negativa para el Madrid. No goleó a un rival pasivo que logró desbordarle unas cuantas veces. En una de ellas, nada más empezar el partido, Camuñas pudo prender la mecha, pero le pudo escenario y echó la pelota por arriba con todo a su favor. Esa jugada podría haber sido una bomba. No lo fue. Y el Madrid siguió a su ritmo. Sin tener en cuenta el páramo por el que transita. Un desierto si Higuaín está lesionado de gravedad.

FICHA TÉCNICA 

Real Madrid (1): Casillas; Torres, Sergio Ramos, Pepe, Marcelo; Guti, Gago, Sneijder (Van der Vaart, m. 66), Drenthe; Higuaín (Saviola, m. 68) y Raúl (Bueno, m. 85).

Recreativo (0): Riesgo; Bouzón, Beto, Morris, Casado; Sisi (Aitor, m. 77), Javi Fuego, Jesús Vázquez, Akalé (Martins, m. 52); Camuñas y Javi Guerrero (Adrián, m.23).

Goles: 1-0. M. 39. Pared entre Guti y Sneijder y éste último suelta un derechazo desde fuera del área que supera a Riesgo tras tocar en Beto.

Árbitro: Muñiz. Amonestó a Casado, Marcelo, Jesús Vázquez y Bouzón

Santiago Bernabéu: 60.000 espectadores.