Público
Público

El gran devorador

Raúl ahuyenta las críticas aupándose al trono de máximo goleador europeo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Raúl habla en el campo. Y lo hace con esa demoledora frialdad de los números que, a la vez que irrita a sus críticos, engrandece la leyenda del 7. El miércoles igualó los 69 tantos de Muller, otro mito universal, y comparte con el alemán la condición de máximo goleador de la historia en las competiciones continentales. Muchos lo habían enterrado y ayer volvió a reinar en Europa.

Cuando los malos resultados ahogaban al Schalke, cuando el rumor de la marcha de Raul (33 años) al Besiktas llenaban páginas de la prensa germana, el español respondió con un golpe inapelable. Marcó dos goles al Hapoel en la Liga de Campeones y remató su actuación con un mensaje contundente sobre su presunto traspaso a Turquía. 'Es completamente absurdo. Estoy plenamente concentrado en el Schalke y espero tener éxito en el club. Me quedaré dos años y deseo ganar un título', declaró a la televisión alemana SAT1.

No es un brindis al sol. Es el penúltimo reto que se marca Raúl en connivencia con Felix Magath, entrenador del Schalje y artífice del fichaje del madrileño. 'Magath ha dicho que de aquí a dos años espera ganar la Bundesliga y Raúl [cuyo contrato con el club germano expira precisamente en 2012] lo secunda', desvela Ginés Carvajal, representante del 7.

'Marcar dos goles así en un gran encuentro, mis primeros con el Schalke en Europa, me hace sentirme bien. Nunca pensé que marcaría 68 goles (en Liga de Campeones). Es un día que querré recordar siempre', confesó Raúl tras el encuentro.

'He hablado con él y, lógicamente, está muy contento por cómo salió el partido y, sobre todo, por Jurado [centrocampista español autor del tercer gol del equipo], al que sustituyen con asiduidad y necesitaba una actuación así asevera Carvajal. No se fue al Schalke para batir ningún récord, es algo que a él no le preocupa. Los récords son cuestión de jugar mucho tiempo y, por lógica, van cayendo poco a poco'.

Lo que sí reconoce el representante del ex madridista es que los citados rumores sobre el Besiktas, 'totalmente infundados', habían provocado en Alemania 'un tumulto grande' y que los goles del miércoles 'sirven para reforzarle con su gente'.

'Raúl tiene la ambición de siempre, es muy listo y todo resulta más fácil a su lado, cada vez nos entendemos mejor afirma Jurado. Quienes pretenden enterrarlo se equivocan, marcará goles hasta el día en que deje el fútbol. El miércoles celebró los goles con pasión y acabó el partido muy contento'.

Escudero, lateral vallisoletano que comparte vesturaio con Raúl en el Schalke, resume de forma menos prosaica su corta experiencia, apenas tres meses, al lado del 7: 'Está demostrando que para nada era un futbolista acabado y va a callar muchas bocas. ¡Anda que no va a dar guerra todavía...!'.

'Es muy inteligente y profesional, y se lo merece como profesional y como persona añade Escudero. Yo no lo conocía y nunca olvidaré el primer día que llegué a Alemania. Él, que apenas llevaba una semana, me recibió y me ofreció su ayuda para lo que necesitara. Desde el primer momento me trató superbien. Aunque aún no entiendo muy bien lo que dicen, los aficionados están encantados con él'.

Otro que no oculta su felicidad es Magath, el técnico germano que en verano lo apostó todo al 7. 'Para él esto ha sido una liberación', sentenció. 'Creo que a estas alturas Raúl sabe cómo se disfruta marcando este tipo de goles, pero espero que no sea con una copa de vino de Rioja', bromeó el entrenador del Schalke.