Publicado: 26.10.2014 20:09 |Actualizado: 26.10.2014 20:09

Guardiola se propasa con una mujer árbitro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

 

No le ha sentado muy bien a Pep Guardiola el empate sin goles del Bayern Munich en esta jornada. El técnico catalán tuvo un encontronazo con la mujer que ejercía como cuarto árbitro en el partido que enfrentaba al líder de la Bundesliga con el Borussia Mönchengladbach.

Cuando finalizó el duelo entre ambos contendientes, Guardiola se dirigió a la auxiliar que estaba en la banda para recriminarla una acción sobre el campo. La estrechó las manos de forma sarcástica, dándola una palmada en el hombro, para después retirársela violentamente, ostensiblemente enfadado.

Su gesto no ha pasado desapercibido y ha levantado una fuerte polémica en Alemania y en las redes sociales, ya que no es muy común que un entrenador se dirija de esa forma a nigún miembro del cuarteto arbitral.

En lo deportivo, el partido sirvió para refrendar el buen papel de los de Lucien Favre en lo que va de temporada en la Bundesliga, son segundos actualmente, y en el que los hombres de Guardiola no han estado acertados de cara a portería.

Gran partido el que se vio este domingo en el Borussia Park por intensidad y por juego. No hubo goles, pero eso fue más una cuestión de puntería que de falta de ocasiones. Los hombres de Favre cerraron muy bien y no dejaron a los bávaros combinar con facilidad, lo que no impidió que estos tuvieran algunos acercamientos claros, en especial Müller y Gotze, que acabaron casi siempre en manos de un entonado Sommer.

Los locales generaron peligro al contragolpe de la mano de Raffael y dejaron claro que su segunda posición, ahora mismo a 4 puntos del Bayern, no es casualidad. De hecho es uno de los tres equipos de toda la primera división alemana que no ha perdido ningún partido.

Tampoco conocen la derrota los muniqueses, a los que sin embargo les está contando despegar esta temporada más que la anterior. De hecho de los cuatro partidos que han jugado fuera de casa solo han ganado uno y han empatado los otros tres. A pesar de ello los de Guardiola son líderes con el rival que a priori debería luchar con ellos por el título, el Dortmund, a 14 puntos.

Pero lo peor, sin duda, del Bayern no ha sido el empate a cero sino la reacción desmesurada e injustificada de Guardiola.