Publicado: 28.01.2016 11:29 |Actualizado: 28.01.2016 11:29

Los 'hispanos' vencen a Rusia para entrar en la lucha por las medallas

La selección española vence por 25-23 a Rusia y entra en las semifinales de un torneo marcado por las sorpresas. La selección anfitriona -Polonia-, y la campeona mundial -Francia- se quedan fuera de la lucha por las medallas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
La selección española de balonmano celebra su pase a las semifinales del Europeo de Polonia. EFE/MACIEJ KULCZYNSKI

La selección española de balonmano celebra su pase a las semifinales del Europeo de Polonia. EFE/MACIEJ KULCZYNSKI

BRESLAVIA.- La selección española certificó su clasificación para las semifinales del Europeo de Polonia, en las que se medirá el próximo viernes a Croacia, tras imponerse este miércoles por 25-23 a Rusia, gracias a un excepcional trabajo defensivo del equipo español.

Una labor en la que tuvieron un papel fundamental la pareja que conforman Viran Morros, que pese a contar ya en el primer tiempo con dos exclusiones nunca rebajó su intensidad, y Gedeón Guardiola, que en su regreso al equipo, tras dos partidos lesionados, evidenció que a día de hoy en insustituible en el equipo español.

Desconcertado por verse obligado a ganar un partido, que se antojaba que podía ser de trámite, el conjunto español tardó en coger el ritmo al encuentro, especialmente, en ataque, donde los de Manolo Cadenas malgastaron los primeros seis minutos.



Una falta de concentración que España nunca mostró en defensa, donde espoleado por el regreso de Gedeón Guardiola, tras perderse por lesión los dos últimos choques, la selección española se mostró como el agresivo equipo capaz de cegar cualquier ataque rival.

Intensidad que permitió a los "hispanos" enmendar su errores ofensivos, a base de recuperaciones y contraataques, que posibilitaron a España pasar del 0-3 adverso con el que arrancó la contienda a un más tranquilizador 4-3. Una remontada que no sirvió, sin embargo, para aclarar las ideas en ataque, donde incapaz de conectar con el pivote Julen Aginagalde, el equipo español se vio obligado a buscar constantes lanzamientos lejanos, uno de los puntos débiles de la selección.

Todo un problema para el conjunto español, que privado de goles fáciles al contragolpe, volvió a verse de nuevo por detrás en el marcador (8-10) ante una Rusia, que comandada por los "jugones" Dmitrii Zhitnikov y Pavel Atman, superaba cada vez con más y más comodidad a la defensa española.

Una dinámica negativa que los de Manolo Cadenas sólo lograron romper, de forma momentánea, con la irrupción del pivote Rafa Baena, que forzó hasta tres penaltis consecutivos. Pero, incomprensiblemente, la selección española no tardó en olvidarse del pivote andaluz, empeñada en concluir sus ataques con imprecisos lanzamientos que la condenaron a marcharse al descanso en desventaja (11-12) en el tanteador.

La importancia del contragolpe español

Una diferencia que España logró enjugar rápidamente en el arranque de la segunda mitad, gracias a una mayor intensidad defensiva, que permitió a los "hispanos" volver a lucir su veloz juego de contragolpe.

A la carrera, España no sólo logró igualar la contienda, sino que logró distanciarse, por primera vez en el duelo, en un tanteador, que a los diez minutos del segundo período reflejaba un 18-15 a favor del equipo español.

Una ventaja que a base de piernas y más piernas en defensa, no hizo ya más que crecer y crecer, con los extremos Víctor Tomás y Valeero Rivera, que cerró el choque con once tantos, como estiletes, hasta alcanzar los últimos diez minutos de encuentro con una renta de cinco goles (24-19) en el marcador.

Pero España parece empeñada en sufrir en este campeonato, y pese a la magnifica labor defensiva de Viran Morros y Gedeón Guardiola, la falta de acierto ofensivo, condenó a los de Manolo Cadenas a llevarse un nuevo sofoco en unos minutos finales en los que Rusia llegó a acercarse hasta tan sólo dos tantos (25-23).

Un susto que no pasó a mayores por la imprecisión de los rusos en sus últimas acciones y, como no, por la intensidad defensiva de un equipo español, que buscará el próximo viernes ante Croacia, que el miércoles dinamitó los pronósticos al dejar fuera de la lucha por las medallas a los anfitriones, por un puesto en la final.

La anfitriona Polonia y Francia, eliminadas

La selección española de balonmano fue la única de las cuatro grandes favoritas en cumplir con los pronósticos y disputará el próximo viernes las semifinales de un Europeo de Polonia en las que se "colaron" inesperadamente Noruega, Alemania y Croacia.

Especialmente llamativo fue el caso del conjunto balcánico, que protagonizó la gran sorpresa del torneo al apear de la competición a Polonia, tras imponerse este miércoles por un demoledor 24-37 al conjunto anfitrión.

Una auténtica paliza que dejó enmudecidos a los más de 15.000 espectadores que abarrotaron el Tauron Arena de Cracovia, incapaces de creer el desplome del conjunto polaco, que solo fue capaz de anotar un gol en los doce primeros minutos de la segunda parte.

Circunstancia que no desaprovechó Croacia, que necesitaba ganar por más de once goles para acceder a la semifinales, para romper definitivamente el duelo y la ilusión de toda Polonia con un contundente 24-37 final.

Un marcador que además de a Polonia dejó fuera de las semifinales a la todopoderosa Francia, la vigente campeona olímpica, mundial y continental, que tras caer este miércoles por 24-29 ante la sorprendente Noruega necesitaba de un triunfo polaco, aunque no tan contundente, para poder luchar por las medallas.

Primeras semifinales europeas para Noruega

Semifinales en las que si estará Noruega, al gran sensación del torneo, que por primera vez en su historia peleará por las medallas en un Campeonato de Europa, tras vencer (24-29) a Francia con una sensacional actuación del lateral Kent Tonnesen, autor de seis tantos.

Mucho más coral fue el triunfo de Alemania, que dejó fuera de las semifinales a Dinamarca, tras imponerse hoy por 25-23 al equipo danés, en un choque en el que el técnico alemán, el islandés Dagur Sigurdsson, ganó claramente la partida a su compatriota Gudmundur Gudmundsson, el seleccionador danés.

España se medirá a Croacia en la primera semifinal del Campeonato de Europa mientras que Noruega y Alemania se disputarán el otro puesto en una final en la que en esta ocasión además del oro estará en juego un billete para los Juegos Olímpicos de Río.