Público
Público

El Inter frena al Barça

Los azulgrana pierden su primera final de un año glorioso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Asegura el tópico deportivo que las finales se deciden por pequeños detalles: un pase preciso, una ocasión desaprovechada, una mejor preparación física o psíquica... Los detalles, efectivamente, definieron la Supercopa, primera final de un curso que anuncia nuevos y más competitivos actores. Lo será el Inter Movistar, renovado y revitalizado, vencedor del primer duelo con el Barcelona (3-4), verdugo de todos la temporada pasada. Corto de preparación, justo de resuello, el vigente campeón de Liga, Copa de España y Copa del Rey perdió ayer su primera final del año y el hecho abrió nuevos horizontes para sus rivales.

El Inter aseguró su décima Supercopa en los minutos finales, justo cuando el Barça se lanzó más al ataque, sin portero y con Javi Rodríguez a la caza de un gol que alargara la vida azulgrana con un empate nunca logrado. Le faltó precisión y puntería a los muchachos de Marc Carmona, más cortos de gasolina que el Inter, preparado a conciencia para el primer gran duelo de la temporada.

Los madrileños, muy renovados, conquistan su décima Supercopa

Derrotado por los azulgrana en la final de la Copa del Rey por idéntico resultado (4-3), David Marín había desmenuzado los atajos por los que cazar a un Barça cuya capacidad defensiva no estuvo ayer a su mejor nivel. El Inter lo amenazó constantemente con sus contraataques y lo remató en la segunda parte, cuando el equipo azulgrana se sentía más seguro. En la primera, había respondido al dominio madrileño anotando en cada ocasión franca de gol. A remolque, el Inter guardó la compostura y esperó su momento. El Barça le concedió dos: un par de despistes defensivos que Álvaro aprovechó presto (2-4). La ofensiva final de los azulgrana fue en vano. 'Este título es un buen refuerzo moral', celebró el técnico del Inter. Aspira a que no sea el único.