Publicado: 11.11.2013 10:30 |Actualizado: 11.11.2013 10:30

La Juventus no se deja intimidar

Los turineses ganan la batalla por el segundo puesto en Italia y acortan distancias con la Roma tras golear 3-0 al Nápoles de Benítez

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Juventus de Turín se ha hecho con la victoria en su enfrentamiento con el Nápoles de Rafael Benítez (3-0) en un encuentro con sabor español que se decidió con el tempranero gol de Llorente en el primer minuto de juego y aprovecha el empate de la Roma (1-1) ante el Sassuolo para recortar la distancia entre ambos a un punto tras la duodécima jornada de la Serie A.

Situados en la segunda y en la tercera plaza de la clasificación, ambos equipos saltaron al terreno de juego conociendo el empate de su gran rival a batir, la Roma, ante el Sassuolo. Fueron los de Conte los que aprovecharon la gran oportunidad, y en el primer minuto, Llorente aprovechó un gran pase de Tévez para anotar el primero.

El gol dejó sin aliento a un Nápoles que intentaba desesperadamente acercarse a la portería de Buffon para igualar la contienda. Con Insigne como jugador más destacado de los napolitanos, los pupilos de Rafa Benítez se fueron al ataque, aunque sin encontrar el ansiado premio. Andrea Pirlo, de falta, en el minuto 74 amplió la diferencia local, mientras que Pogba se encargó de cerrar el marcador seis minutos después con un tremendo disparo ante el que Pepe Reina no pudo hacer nada.

Por su parte, el equipo que dirige Rudi García, que comenzó el campeonato a ritmo de récord con diez victorias consecutivas, parece haberse estancado en las dos últimas jornadas, y sólo ha podido sacar dos empates de sus enfrentamientos ante Torino (1-1), la semana pasada y Sassuolo (1-1) este domingo. Longhi, en propia puerta, adelantó a los romanos, pero Berardi en el minuto 94 silenció el estadio olímpico con el empate.

En una situación peor se encuentra el Milan, que continúa en caída libre tras empatar (0-0) ante el Chievo Verona, y continúa su peligroso coqueteo con unos puestos de descenso a los que sólo saca cuatro puntos. Los rossoneros tuvieron el control del partido y se merecieron sacar mejor premio de su visita a Verona, pero su falta de olfato goleador condenó a los de Allegri a un gris empate sin goles.

Por su parte, los otros partidos de la tarde se solventaron con sendas victorias locales. El Cagliari se deshizo del Torino (2-1) con un doblete de Conti y Atlanta y Genoa se deshicieron de Bolonia (2-1) y Verona (2-0) respectivamente. Ya en el último partido de la jornada, la Fiorentia continuó con su lucha por la cuarta plaza y se deshizo con comodidad de una débil Sampdoria (2-1) que se mete en los puestos de descenso de la clasificación.