Público
Público

"Kaká y Özil son un riesgo"

Mourinho, pese a remontar y golear, no se fía de dos dieces juntos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Más sosegado que de costumbre, Mourinho no puso ayer ningún pero a la abultada, pero sufrida victoria de su equipo. 'Cuando vienes de una semana con resultados negativos, el equipo necesita jugar más tranquilo al principio, pero si empiezas 0-1...', comenzó diciendo el portugués. 'En partidos así es donde se ve el carácter y los hombres, y el equipo ha reaccionado', aseguró. Aun así, Mourinho también sacó algún aspecto negativo del partido de ayer ante el Rayo: 'Su segundo gol llegó de una manera que no me gusta. El balón parado es básico en el fútbol. Después, jugamos y ganamos bien a un equipo que con tantas dificultades ha llegado a Primera y mirar lo que está haciendo'.

Mourinho también aprovechó la rueda de prensa para reconocer que había hablado con Lass tras su precipitado cambio en el minuto 29: 'Me ha dolido hacerlo. Es difícil sacar a un jugador tras sólo 25 minutos, pero el equipo lo necesitaba y Lass entendió que el equipo está por delante de los jugadores'.

'Jugamos sin diez, pero con tres jugadores de buena salida', dijo Mourinho refiriéndose al medio del campo que formó con Xabi Alonso, Özil y Kaká. Precisamente el brasileño fue la sorpresa en el once. Mou confía plenamente en él y puede que en algunos partidos venideros juegue junto a Özil. '¿Empezar con los dos juntos? Puede ser, pero dependerá de la capacidad física y mental que demuestren para jugar ahí. Xabi no puede estar solo 90 minutos', dijo. Y explicó los motivos: 'Kaká es un diez puro y en el Milan, incluso, jugaba como delantero. Özil es un diez, es una situación de riesgo...', sentenció.

Precisamente Kaká fue uno de los jugadores más satisfechos a la conclusión del partido: 'El equipo mostró muchísimo carácter. Llevábamos dos partidos no muy buenos y sin gol'.

'Prefiero perder así a venir de otra manera y que nos metan los mismos. Hemos marcado muy pronto', reflexionó Sandoval, el entrenador rayista. La nota negativa del partido fueron los gritos que la afición local profirió contra Movilla: 'Movilla muérete, Movilla muérete', se escuchó con insistencia desde el fondo sur del estadio. Precisamente, el Madrid se queja de los insultos que recibe Cristiano fuera de casa.

Por otra parte, en los aledaños del estadio se produjeron varios incidentes entre los ultras de ambos equipos que se saldaron sin detenciones.

Hoy, a partir de las 9.30 horas, se celebra la asamblea ordinaria y extraordinaria de socios compromisarios del Madrid. En ella se aprobarán las cuentas de la pasada temporada, el presupuesto de ésta y se votarán las reformas del estadio que pretende Florentino Pérez. Entre otras, techar el Bernabéu.