Publicado: 09.04.2015 17:39 |Actualizado: 09.04.2015 17:39

La Liga escenifica su guerra contra la FIFA por los fondos que son dueños de futbolistas

Javier Tebas, junto a la Liga portuguesa, organiza un seminario para defender los TPO (propiedad de derechos de jugadores por parte de terceros) como alternativa de financiación de los clubes y critica la prohibición de la FIFA.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Javier Tebas durante su intervención en el seminario sobre TPO. /LFP

Javier Tebas durante su intervención en el seminario sobre TPO. /LFP

"Los TPO son para nosotros una cuestión estratégica tan importante como la venta centralizada de los derechos audiovisuales del fútbol". Así de rotundo se ha mostrado Javier Tebas, presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), este jueves en el seminario que ha organizado junto a la Liga portuguesa para defender las propiedades de derechos de jugadores por parte de terceros (TPO) y para clamar contra la prohibición impuesta recientemente por la FIFA, auspiciada por la UEFA.

Bajo el título 'Seminario TPO: camino para un futuro sostenible y competitivo en el fútbol mundial', la LFP ha reunido a representantes de clubes que han recurrido en los últimos años a este tipo de financiación, como el Atlético de Madrid, el Sevilla, el Oporto portugués, el Twente holandés o el Atlético Paranaense brasileño. Así como con empresas y fondos de inversión, como Doyen Sports, especialistas en este tipo de operaciones, que han generado una enorme división entre los estamentos del fútbol mundial. 



Tebas se ha expresado de manera vehemente a la hora de defender tanto la legalidad como la conveniencia del uso de este tipo de herramientas de financiación para que ligas como la española no pierdan cada vez más competitividad frente a la supremacía económica de la Premier League inglesa, a la que considera que puede llegar a convertirse ser "como la NBA en un periodo de cinco años".

Por eso, argumenta que la prohibición de la FIFA obedece tanto al desconocimiento del fútbol actual por parte de sus dirigentes: "Hace 30 años el fútbol era en blanco y negro, y ahora estamos en color, con pago y por Internet. Los que presidían los palcos de las instituciones son los mismos de ahora. No se han adaptado ni modernizado y no conocen lo que hoy es el fútbol profesional".

En ese sentido, opinó que en la FIFA continúan "las mismas personas" que "no se han sabido adaptar" y que por ello "prohíben temas importantes en la sostenibilidad del fútbol" como los TPO, argumentando que el primer paso hacia el cambio lo deben dar "los dirigentes de estas instituciones".

Tebas: "No podemos consentir que, a través de un reglamento privado, la FIFA dicte unas normas que violan la legislación española"

"Es la primera vez que la FIFA, que es una entidad privada, toma decisiones de ámbito económico. Es un paso muy peligroso porque no podemos consentir que, a través de un reglamento privado, dicten unas normas que violan la legislación española. Aquí no se pueden prohibir los TPO", sentenció Tebas, por lo que la Liga ha recurrido a la justicia europea esta prohibición.

Tebas: "FifPro pretende que los jugadores puedan rescindir contratos pagando simplemente lo que les quedaba por cobrar"

También criticó la conducta del sindicato internacional de futbolistas a este respecto: "FifPro pretende que los jugadores puedan rescindir contratos pagando simplemente lo que les quedaba por cobrar. Lo han pedido por escrito porque argumentan que es como una esclavitud, porque el trabajador no tiene libertad de ir de un sitio a otro".

"La Premier puede ser como la NBA"

Tebas incidió que para la LFP el asunto de los TPO es clave y estratégico: "La venta centralizada de los derechos televisivos está al mismo nivel que los TPO. Yo felicito a la Premier por su éxito, pero si ellos llegan a 3.400 millones de euros por temporada, el resto llegaremos a 1.000. Son más habitantes y tienen 14 millones de abonados, nosotros llegaremos a los 7 u 8", aseguró Tebas.

En ese sentido, defendió que eso les "permite llevarse los jugadores que quieran" y crea "un círculo vicioso" en el que los equipos se quedarían sin estrellas, con una previsión de que la Premier alcanzaría el estatus de la NBA "en cinco años", dejando a la LFP "como la ACB, competitiva, pero nada a nivel internacional".

"El TPO es un sistema de reacción y financiación. Si no satisfacemos a los grandes clubes, las ligas corremos el riesgo de que aparezca una liga europea, y que las nacionales queden como minoritarias"

"El TPO es un sistema de reacción y financiación. Si no satisfacemos a los grandes clubes, las ligas corremos el riesgo de que aparezca una liga europea, y que las nacionales queden como minoritarias. Queremos un reparto equitativo, pero hay que hacer crecer la tarta", valoró el presidente de la LFP, que lamentó que los fondos de inversión "se permiten en todos los negocios menos en el fútbol", poniendo como ejemplo los conocidos como fondos de capital riesgo.

Gil Marín: "Hay que regular los TPO, no prohibirlos"

También defendió los TPO el consejero delegado del Atlético de Madrid, Miguel Ángel Gil, que ha asegurado que es partidario de "la necesidad" de regular estos fondos de inversión, ya que cree que "no tener límite es tan malo como prohibirlos", y que "surgirán alternativas" si se mantiene la decisión de la FIFA de no permitirlos, además de exponer que gracias a ellos su club ha llevado "la trayectoria contraria al país".

Miguel Ángel Gil Marín: "La FIFA se ha pasado de frenada"

"Gracias a trabajar con 'Quality' y 'Doyen' hemos incrementado mucho los ingresos y necesitamos menos de la figura de los fondos, pero creo en la necesidad de regularlos. Las objeciones de la FIFA hacia los TPO son, en opinión de Gil, "evitar que ningún tercero tenga capacidad de decidir el futuro de un futbolista", llegando al extremo de "decidir resultados de partidos o participar en las apuestas", considerando que se ha tomado "mal" y que el organismo se ha "pasado de frenada" por "prohibir algo que no se puede prohibir".

Los TPO, detrás de jugadores de fama mundial 

Otro de los intervinientes ha sido Jesús Arroyo, adjunto a la dirección del Sevilla, y que ha los ha defendido como "un negocio perfectamente válido conforme al Código Civil español", y ha tachado de "ilógica e ilegal" la decisión de no permitir la entrada de capital al mercado del fútbol. Ha explicado cómo el Sevilla recurrió en 2011 a este tipo de fondos ante la necesidad de "regenerar una plantilla deteriorada" y verse con la puerta de los bancos cerrada. Además, ha puesto el ejemplo del jugador Geoffrey Kondogbia para desterrar la idea de que esta practica suponga una especie de esclavitud moderna para los jugadores. El francés se marchó del Sevilla por propia voluntad pese a la intención del club de retenerle.

El Oporto es uno de los clubes europeos que más ha recurrido a este tipo de fondos de inversión y gracias a ellos se hizo en su día con jugadores de la talla de los colombianos Radamel Falcao o James Rodríguez, el brasileño Hulk o el argelino Yacine Brahimi.  "El fútbol portugués no tiene muchas fuentes de financiación. La principal es la venta de jugadores", señaló Daniel Lorenz en representación del club luso, una entidad que cada temporada se plantea alcanzar "al menos" los cuartos de final de la Liga de Campeones pese a tener que asumir la salida de sus mejores futbolistas, como volverá a ocurrir con el lateral brasileño Danilo, fichado por el Real Madrid.