Público
Público

Logroño ofrece el billete a Kiev

Del Bosque tira en defensa de los camorristas' (Ramos, Busquets y Arbeloa) para lograr la victoria que falta ante Liechtenstein

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

España puede convertirse hoy en la cuarta selección en obtener el billete para la próxima Eurocopa de 2012. Polonia y Ucrania, como países organizadores, y Alemania, que lo logró el pasado viernes, ya aguardan al vigente campeón. Tras una clasificación redonda (cinco triunfos en otros tantos partidos), a La Roja le vale con ganar esta noche (22.00 h.) a la débil Liechtenstein, 119 del ranking FIFA, para certificar su presencia en la fase final. Un problema menor, a priori, para la generación de oro del fútbol español. Aun así, y si la relajación reapareciera de nuevo, España tendrá dos balas más (ante Escocia y la República Checa) para sacar el pase por la vía directa.

Las malas sensaciones que ofreció La Roja en los últimos amistosos evidencian una preocupante relajación. Tanto de los jugadores como del técnico. Y es que el entrenador salmantino contribuye a ello con sus continuas innovaciones defensivas. Hoy no será la excepción y Del Bosque volverá a colocar a un mediocentro defensivo (Busquets) junto a Albiol, que todavía no ha debutado esta temporada con Mourinho. El experimento de Javi Martínez como central no le dio buen resultado ante Chile, así que ahora será el azulgrana el que entre con calzador en la zaga (un plan al que también ha recurrido Guardiola en el Barça, sin buenos resultados). Ramos y Arbeloa, que tampoco tiene continuidad en el Madrid ni es lateral zurdo, siguen intocables en los costados. 'Albiol y Arbeloa tienen dificultades para jugar en su equipo, que no es un aspecto negativo porque después, cuando vienen a la selección, están más frescos que los demás', se defendió ayer Del Bosque, que juntará en esa zaga a los tres camorristas del día de Chile. No hay castigos.

'No es negativo que Arbeloa y Albiol no jueguen en su club; vienen más frescos'

La demarcación de Busquets por Javi Martínez no será la única novedad de La Roja con respecto al viernes. 'Tengo previsto hacer un cambio por línea', aseveró el técnico a la llegada a Logroño. Por lo visto en el ensayo de ayer, las otras dos novedades serán la entrada de Iniesta en el lugar vacío dejado en el centro del campo por Busquets y Llorente por Negredo.

Del Bosque pidió a los jugadores un último esfuerzo para sellar el objetivo. 'Les he dicho que Liechtenstein es un equipo inferior, pero muy organizado. Tendremos que abrir su repliegue, tener paciencia, precisión, uno contra uno y paredes', dijo. Pero al técnico, más que el rival, le inquieta su propio equipo. No le gustaron algunos aspectos de los encuentros ante Italia y Chile, principalmente las dificultades para la circulación de balón, y esta noche pretende que la selección recupere las virtudes que durante los últimos tiempos le han llevado a ser temidos por los rivales.

'Todos los equipos juegan muy organizados; hay que tener paciencia'

Además del partido en sí, de esa victoria que debe conducir a La Roja directamente a Ucrania y Polonia, Del Bosque tiene otros asuntos menores en la cabeza, que sólo resolverá si la comodidad del resultado se lo permite. Por ejemplo, que juegue Thiago, lo que supondría que ya fuera de su selección para siempre, que ya no podría hacerlo nunca con Brasil. El azulgrana ya debutó con La Roja ante Italia, pero esa cita no fue oficial. 'Thiago está por sus méritos, y si luego hay algún aspecto legal que todos entendemos que tiene que jugar con la selección, buscaremos su momento', explicó Del Bosque. Otros tres futbolistas esperan una oportunidad para debutar: Domínguez (tres años y siete meses lleva el Atlético sin ver jugar a uno de los suyos con España), Botía y Montoya.