Público
Público

Mano blanda al dedo de Mou

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Comité de Competición ha impuesto a Mourinho una sanción de dos partidos y 600 euros por introducir el dedo en el ojo del segundo entrenador del Barça, Tito Vilanova, durante la tangana que se organizó en el partido de vuelta de la Supercopa de España. Asimismo, el ayudante de Guardiola ha sido sancionado con un partido e idéntica cantidad económica por responder al técnico madridista con un manotazo en la nuca. Ambos cumplirán la sanción en partidos correspondientes a la Supercopa al haber sido considerado como leve el incidente.

De haberse mantenido como grave, tal y como lo calificó el juez único de Competición, Alfredo Flórez, cuando decidió entrar de oficio, el entrenador portugués podría haber recibido una sanción de entre cuatro y 12 partidos y Vilanova, de uno a cuatro, porque en primera instancia su empujón al técnico madridista fue calificado como leve. De haberse mantenido la propuesta inicial de Competición, las sanciones se hubiera cumplido en Liga y Copa.

El Madrid ve injusta la sanción y se plantea apelar la decisión

Desde que Flórez decidió incoarles expediente a ambos técnicos y le encargó la instrucción al magistrado Alonso Martínez, en la Federación se instauró el concepto de una toma de decisión política. Fuentes federativas consultadas por este periódico consideraban que 'fuera cuál fuera la decisión final, se armaría un gran revuelo' en uno u otro lado.

El juez instructor, cuyos argumentos son los que se han impuesto, ha basado su propuesta de sanción por in-fracciones previstas en el artículo 123 del Código Disciplinario. El citado artículo hace referencia a la 'violencia en el juego' y señala: 'Producirse de manera violenta con ocasión del juego o como consecuencia directa de algún lance del mismo, siempre que la acción origine riesgo, pero no se produzcan consecuencias dañosas o lesivas, se sancionará con suspensión de uno a tres partidos o por tiempo de hasta un mes'.

A tenor de ello, el instructor solicitaba la sanción 'en el grado más alto (tres partidos) en dicho apartado para Mou-rinho, mientras que para Vilanova pedía el mínimo, uno.

El Barça no recurre el castigo a Vilanovay considera poco los dos partidos a Mou

Ambos clubes tienen diez días para presentar recurso ante el Comité de Apelación si lo creyeran conveniente. Los servicios jurídicos del Real Madrid comenzaron por la tarde a estudiar una posible apelación. En Concha Espina sorprendió la sanción y la consideran 'injusta'.

El Madrid justificó en su día la acción de Mourinho en provocaciones previas que nunca fueron demostradas. Acusó a Tito Vilanova de haber llamado 'banda' al equipo de Mourinho.

La decisión de Competición también causó gran sorpresa en el Barcelona. No se explican en el club catalán que se sancione a Mourinho con sólo dos partidos. Pero más allá del derecho a pataleta entienden los dirigentes azulgranas que poco pueden hacer. Como la propuesta de sanción a Tito Vilanova llegó al club hace ya unos días, al ver que competición no dictaba sentencia, intuían los directivos del Barça que el Madrid estaba moviendo hilos para rebajar la propuesta inicial de sanción a Mourinho, como así ha sido. Respecto a la penalización impuesta al segundo técnico azulgrana, en principio, el Barça no se plantea recurrirla resolución de Competición. Aceptan que por su gesto se castigue a Tito Vilanova con un partido, no así la desproporción entre una sanción y otra teniendo en cuenta cómo se produjeron los hechos. Sabe, además, el presidente, que el propio Vilanova, e incluso Pep Guardiola, instarán al club a evitar más ruido sobre este tema.