Público
Público

Manolo Saiz: "Accedía a que mis ciclistas fueran a Eufemiano Fuentes pero no conocía sus prácticas"

El exdirector del equipo Kelme Vicente Belda afirma que "era de la calle" que el cerebro de la 'operación Puerto' "trataba a ciclistas y otros deportistas"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El exdirector ciclista Manolo Saiz, imputado en el juicio de la operación Puerto, ha sostenido en su declaración que, durante su etapa al frente del Liberty Seguros, él se limitaba a 'acceder' a que los ciclistas que se lo pidieran visitarán a título personal a Eufemiano Fuentes, pese a que la normativa del equipo lo impedía, y que después él no sabía 'absoltamente nada' de lo 'concretaban' los ciclistas y el médico.

'Heras me pidió permiso en repetidas ocasiones para ir al doctor Fuentes. Yo le dije que no fuera con nadie de fuera del equipo, pero ante su insistncia accedí a su petición. Con Angel Serrano y Vicioso vuelve a pasar lo mismo, accedo y a partir de ahí no quiero saber absolutamente nada, si concretan o no alguna relación. Nunca me puse en contacto con el doctor Fuentes para hacer de intermediario', se defendió Saiz durante su declaracón.

El exdirector explicó que se saltaba esa norma interna del equipo por la 'confianza' que tenían esos ciclistas con Fuentes, persona de 'categoría profesional contrastada' con el que ya habían trabajado en el pasado, y que, en cualquier caso, le habría 'dado igual prohibir' porque sus pupilos tenían '280 días libres al año' y él no podía ejercer 'un control absoluto' sobre ellos.

'Rotundamente no conocía las prácticas del doctor Fuentes ni de ningún médico que no haya estado conmigo en ese momento en el equipo', dijo contundente durante la cuarta jornada de juicio en el juzgado de Lo Penal nº21 de Madrid. El cántabro contradijo la versión del médico y aseguró que la reunión que mantuvieron antes de su detención solo concernía al ámbito personal.

'La reunión que mantuve con él el 23 de mayo fue para seguir hablando de su hija Gara, que tenía cáncer, porque le tocaba renovar su afiliación con la ONCE y yo mantenía buena relación con los altos directivos. En las actuaciones judiciales consta que estamos reunidos por eso', aseguró, contradiciendo la versión de que habían quedado para saldar una deuda reconocida por Saiz que se remontaba a 1991, cuando trabajaban juntos en el equipo ONCE.

'Siempre que nos veíamos en alguna competición me venía con lo mismo hasta que un día le dije que me hacía cargo para que pudiéramos centrarnos en nuestras actividades. Pero digo, subrayado y en negrita, que en ningún momento estoy allí para hacerle ningún pago', reiteró, aclarando que, al margen de la situación de la hija del médico, las 'poquísimas conversaciones' que mantenían se referían a temas de 'preparación deportiva normal' como podía ocurrir con 'cualquier experto'.

Fuentes, según Saiz, 'nunca' suministró medicamentos a su equipo y Alfredo Córdova 'rotundamente' no pudo haberse llevado medicamentos para el Liberty, pues su única misión eran las relaciones médicas con la UCI, apuntó el exdirector, que dejó de 'tener una relación personal' con el canario 'después de lo que pasó con (Isidro) Nozal'. 'Tuvimos un problema en la Dauphine 2005 y todo el mundo nos quedamos muy sorprendidos por su hematocrito elevado. Yo le dije a Eufemiano que ayudara a Nozal, pero creo que no le llevaba el doctor Fuentes, Nozal nunca me pidió ir con el doctor Fuentes. Jamás en mi vida a partir del año 91 -cuando el médico abandonó el equipo ONCE- he estado presente con el doctor y un ciclista a la vez', rememoró.

Por su parte, el exdirector del equipo Kelme o Comunidad Valenciana Vicente Belda ha asegurado que 'era de la calle' que Eufemiano Fuentes 'trataba a ciclistas y otros deportistas', pero ha defendido que no tenía constancia de que 'ningún ciclista' bajo su mando contratara los servicios del médico y que durante su periodo como director 'nunca' le 'echaron un ciclista' de ninguna competición por tener 'hematocrito alto'.

''Chava' Jiménez se llevaba a Manzano el viernes y podían venir el lunes siguiente'

'Quién no conocía de oídas a Eufemiano. Era de la calle que el doctor Fuentes se trataba a llevar ciclistas y otros deportistas. Que practicara las extracciones y todo esto, yo lógicamente no sabía nada. Desde que abandonó el equipo Kelme, tuvimos una relación de amistad y ninguna relación laboral. No tengo ninguna constancia de que ninguna de mis ciclistas fueran tratados por Eufemiano', defendió Belda este viernes durante su declaración como imputado.

El exdirector dio su versión de la conversación telefónica con Fuentes 'pinchada por la Guardia Civil, en cuyo informe indica que 'fiestas' es la palabra clave para designar competiciones. Además, en dicho diálogo se mencionan unas 'cositas' que deben entregarse. 'Eufemiano tenía una hija pequeña que sabíamos que tenía cáncer y anímicamente estaba mal, me lo dijo en esa conversación. Para aliviarlo, le digo 'vente cuatro días a la Volta a Catalunya y nos vamos de fiesta'. El me dice 'mira, para que me dé permiso mi mujer, llámala y le dices que, como viene el Tour, voy para colaborar y así me da permiso'. Ni llamé a su esposa Cristina ni Eufemiano vino a Cataluña, a hacer cositas ni a ir de fiesta', aseguró Belda.

También ha lanzado un furibundo ataque contra su antiguo pupilo Jesús Manzano, uno de los integrantes de la acusación particular, al que ha acusado de 'indisciplinado total', ejemplificando su conducta con fugas junto con el fallecido José María Chava Jiménez, 'beber cerveza y más cerveza' tras un desfallecimiento o subir a su habitación del hotel 'una señorita que no era su pareja', motivo final de su despido. 

'No tenía carné de conducir, el difunto Chava Jiménez se lo llevaba el viernes y podía venir el lunes siguiente. Pasaban todo el fin de semana desparecidos. Y cuando regresaban me volvía a llamar la madre llorando, diciéndome 'Vicente haz algo'', continuó. 

Belda, que al igual que Fuentes y Labarta se acogió a su 'derecho a no contestar a ninguna acusación particular', deslizó en su comparecencia que 'la AMA se ha puesto de moda últimamente', reconoció que 'puede ser' que el mote de Míster Sesenta se refiera a Bjarne Riis y el nivel de hematocrito que alcanzó como ciclista, y lamentó que la operación Puerto le haya 'arruinado la vida'.