Público
Público

Manzano está maduro

El técnico suplica ante el partido contra el Udinese: "Jugadores y afición tenemos que estar unidos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Haga lo que haga, Manzano está sentenciado. Entró con mal pie en su regreso al banquillo del Atlético y él mismo, empeñado en rotaciones injustas e incomprensibles, ha terminado por hartar a una grada que, incluso ganando 2-0 (el domingo al Zaragoza), coreó el nombre de Luis Aragonés. Hoy sólo vale un triunfo. Por la necesidad aritmética de asaltar el liderato del grupo que ocupa el rival de turno, el Udinese, y por imperativo moral, para no echar más gasolina al caldeado ambiente.

Lo primero que examinará la afición es el once titular. Salvo causa mayor, el entrenador del Atlético haría bien en olvidarse de experimentos. Si no quiere lío, Domínguez y Adrián –el club escuchó una oferta del Villarreal por el delantero y sólo descartó su salida después de que el asturiano le marcara dos goles al Zaragoza–, ambos ninguneados por Manzano en citas anteriores, serán titulares tras su buena actuación del domingo. Reyes, en cambio, no estará. Enfrentado al técnico, ayer ni se entrenó por un supuesto proceso gripal.

Consciente de que hoy se ventila mucho más que el futuro del equipo en la Liga Europa, el entrenador andaluz aboga por la paz social: “Mañana (hoy), los jugadores en el campo y los aficionados en la grada tenemos que estar unidos”.

El Udinese, segundo en la Liga italiana a un punto del Juventus, no ha ganado en los seis últimos partidos europeos fuera de casa y, además, llega sin Pinzi y, sobre todo, Di Natale, su mejor delantero. “Es un alivio que su goleador no juegue –reconoció Manzano–, pero es una escuadra muy fuerte cuyas alineaciones varían mucho de la Liga a la UEFA y ahí están”. Francesco Guidolin, técnico italiano, repetirá el catenaccio de la ida: “Es impensable que llevemos nosotros el peso del partido, no tenemos la experiencia de nuestro rival”.