Publicado: 25.06.2014 07:00 |Actualizado: 25.06.2014 07:00

¿Quién puede mejorar a Benzema?

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

De escuchar "¿quién puede sustituir a Benzema?" se ha pasado a otra pregunta más amable para él, desde que empezó el Mundial: "¿Quién puede mejorar a Benzema?" Con una barba más agresiva que nunca, con el número '10', jugando como primer o segundo delantero, al lado de un extremo puro como Griezmann o de un ariete puro como Giroud, Benzema (Lyon, 1987), al fin, encontró su lugar en la selección francesa. Ha sido un largo viaje de ocho años, desde que debutó con 19 años en la época de Domenech. Se ha tenido que perder un Mundial, el de Sudáfrica 2010; ha tenido que ser pitado por su hinchada en París, pero al final, ha ganado Benzema. Ha tenido más paciencia que nadie y si ahora el Madrid fuese a venderlo, podría pedir más de los 35 millones de euros que el presidente Florentino pagó por él en 2009 cuando fue a buscarlo a su barrio de Lyon, en el distrito de Bon-Terrailon.

Es la primera vez en muchos años que Benzema no tiene que dar explicaciones a nadie. Aparece con una sonrisa antes y después de entrar en la cancha, donde se ha convertido, junto a Neymar y Luis Suárez, en el delantero más completo del campeonato. Hoy, frente a Ecuador en Maracaná (22.00 horas, Gol T), no sólo se trata de ir a ver a Francia, sino también de ir a ver jugar a Benzema, sometido a su propio control de calidad, jefe de esta nueva 'revolución francesa', en la que no sólo ejerce de número 'nueve'. También de 'diez', el número que lleva dibujado en la espalda y que pertenece a un futbolista decidido a convertirse en el mejor de Europa en este Mundial y de hacer caso a Deschamps, su entrenador. "Su alegría nos ha contagiado al resto", explica el técnico. "Se ha convencido de que puede ser un futbolista fantástico y de que está entre nosotros para marcar diferencias".

Benzema ha encontrado el momento perfecto, después de una temporada extraña, como casi todas las suyas en el Madrid desde que Mourinho le buscó la competencia de Adebayor. La realidad es que en Chamartín nunca se ha comportado como el líder que ahora ejerce en Francia. José Luis Guerrero, el periodista que ha escrito su biografía, lo explica porque "Karim es un tío de contrastes", como lo prueba este campeonato en el que Karim contrasta con el fracaso de todos sus compañeros del Real Madrid. A la espera de que Di María se levante en Argentina o de que Cristiano logre el milagro frente a Ghana, Benzema vuelve a ser la diferencia, el hombre que siempre contestó su dependencia del gol y que ahora se atreve a tirar desde medio campo. "Vivo del gol, pero en ataque se pueden hacer más cosas".

Aún le falta un gran partido ante un gran rival en este Mundial, donde Benzema marca tendencia. Él es uno de los símbolos de un campeonato que huye de los 'nueves' de toda la vida. Excepto algún pasaje muy concreto, como el empate a dos del alemán Klose a Ghana, el campeonato apuesta por un delantero que perfectamente podría representarse en Benzema. Un trabajo que ha sido duradero en Francia, que ha costado enfados letales a seleccionadores como Domenech o Laurent Blanc, hartos de ser buenas personas con Benzema. Pero eso fue ayer. Hoy, Francia ha perdido la memoria, enamorada al nuevo Karim, el futbolista más imprevisible del mundo. El hombre que, en dos partidos del Mundial, ha terminado con el debate del 'nueve' en el Madrid. No importa todo lo que Luis Suárez haya hecho con Uruguay. Al parecer, Ancelotti ya no quiere comprometer a Benzema.