Público
Público

Músculo valenciano

La superioridad en la zona de los levantinos marcó las diferencias en el partido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

No vale con el compromiso y las ganas. Ni siquiera con el rigor táctico y el juego en equipo. El Valladolid ha dado muestras sobradas de todas esas características tanto en la Liga ACB como en el partido de ayer en Madrid, pero ni siquiera tuvo opciones contra el Valencia. Fue, sobre todo, una cuestión de centímetros y músculo. Claver y Javtokas amedrentaron a sus rivales derrochando fuerza y picando en la zona, donde los puntos son más fáciles y los fallos tienen segunda oportunidad en forma de rebote.

En el primer cuarto, el Valladolid aún mantuvo distancias moviendo bien la bola y encontrando buenas opciones de tiro, pero en el segundo, Javtokas se hizo definitivamente con la pintura ante la poca oposición del Valladolid. En el descanso, la distancia ya se colocaba en 14 puntos y las sensaciones indicaban que todo iba a ir a peor para los pucelanos. El Valencia había encontrado el manantial y lo iba a exprimir hasta que no quedase una gota. Cuando la distancia ya era suficientemente holgada, Pesic, el entrenador del Valencia, empezó a tirar de banquillo. La Copa son cuatro días y si se puede evitar que las estrellas estén en cancha mucho tiempo el que más gana es el equipo.

Pero ni por esas el Valladolid podía recortar la distancia. Lishchuk seguía manteniendo la zona como un cortijo propio de los valencianos y poca historia más se podía hacer. El Valencia sobrevive y el Valladolid tendrá que pensar en seguir su ciclo optimista en la Liga.

Valladolid: Dumas (2), Van Lacke (11), Robinson (7), Báez (5), Slaughter (4) –cinco inicial– García (15), Isaac López (3), Martín (2), Barnes (6) y Stanic (5).

Valencia: Cook (2), Rafa Martínez (8), Claver (19), Savanovic (5), Javtokas (14) –cinco inicial– Agustine (-), Lishchuk (7), Navarro (3), Pietrus (5), De Colo (15) y Fernández (5).

Árbitros: Hierrezuelo, Conde y Cortés. .

Palacio de los deportes: 9.550 espectadores.