Público
Público

Dos números 1 para una sola lista

Mañana, Djokovic será número 1 pase lo que pase en la final contra Nadal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los seguidores del tenis femenino se lamentan porque en los últimos años han pasado por el número 1 varias jugadoras que se han mostrado incapaces de ganar un Grand Slam. La irregularidad de unas y el poco brillo de otras genera una lista orientativa, pero en la que los méritos para llegar a la cumbre son limitados. En el masculino la situación es radicalmente opuesta. La injusticia no puede ser porque un jugador llegue a lo más alto casi por casualidad sino por lo contrario, por tener un jugador con cifras histórica lejos del trono mundial.

Mañana, en la lista que publica la ATP, aparecerá Djokovic como número 1 pase lo que pase esta tarde. Si Nadal vence en Wimbledon será el vigente campeón de tres de los cuatro Grand Slams (también tiene Roland Garros y el Abierto de Estados Unidos), pero ello no le será suficiente para mantener la primacía mundial. La explicación, aunque pueda parecerlo, no es un problema del sistema. Ganar tres grandes otorga a un jugador 6.000 puntos, una cifra altísima en el actual tanteo. Por poner un ejemplo, Soderling, número 5 del mundo, suma 4.595 entre los 25 torneos que ha jugado en los últimos 12 meses.

Pero los indudables méritos de Nadal son fácilmente equiparables a los de Djokovic. El serbio ha vencido 47 de los 48 partidos de esta temporada. Por el camino ha vencido cuatro veces (y en otras tantas finales) a Nadal y tres a Federer. Sólo la derrota en las semifinales de París le pone una mácula en uno de los mejores arranques de temporada de la historia. Un recorrido que, sin duda, también merece el número 1. La posición del serbio supone la primera vez que se desbanca del cénit del tenis mundial a la pareja de Nadal y Federer en siete años. Un nuevo orden mundial al que ha llegado después de esfuerzos ímprobos y quitando del medio a dos colosos.

Su número 1, sin embargo, tiene truco. Si Nadal gana esta tarde en la central de Wimbledon, el próximo 1 de agosto volverá al top mundial sin necesidad de ganar un sólo partido más. Ese día se le sumarán los 500 puntos del Godó que venció este año, que en este momento están embargados por una sanción. Nadal no jugó el mínimo exigido de torneos Masters 500 en los últimos 12 meses. La ATP, dueña del intrincado sistema del ranking, se los devolverá tras la semana de Washington.

Hoy Nadal y Djokovic no se disputarán el número 1 sino algo aún mayor: un Grand Slam. Es más, no sólo un grande más sino el mayor de todos, Wimbledon.