Público
Público

Un pase con revancha

Si España vence hoy a Serbia, su verdugo en el Mundial 2010, estará ya en cuartos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Las sensaciones no son buenas'. La bombita de autocrítica es de Navarro. España puede certificar hoy el pase a cuartos de final si derrota a Serbia, pero las dudas sobre su baloncesto la acechan ante un rival siempre temible desde su talento natural. Aún está en la memoria de los españoles el Mundial de Turquía y el canastón de Teodosic que les derribó en cuartos. 'Siempre tiene que haber revancha. Cuando un equipo te gana y te vuelves a encontrar con él, es deporte, es hasta sano que haya algo como esto, pero no es por el triple. El triple fue una mezcla de clase y de suerte. Hay una motivación especial por la rivalidad deportiva fuerte que se consolida cada año y tenemos que responder', aseguró ayer Scariolo.

Excepto ante Lituania, el juego no se ha correspondido con el potencial que se le presupone al plantel que dirige Scariolo. Ha renqueado demasiado en las victorias, salvo la mencionada ante los lituanos. 'Hemos tenido muchos partidos de estar seis, ocho o diez puntos arriba, no controlarlo y el rival se ha metido otra vez. Por suerte, el último partido lo pudimos sacar adelante, pero de cara a los próximos tenemos que mejorar eso sobre todo', analizó Navarro.

Serbia se presenta a la cita con las mismas dudas en el juego que España, pero con una derrota más. Otro tropiezo más la descartaría prácticamente de la lucha por las medallas. Con todo, Navarro no se fía de ese talento histórico que el día que se asocia convierte el baloncesto en una sinfonía plástica de conceptos y fundamentos: 'Serbia es posiblemente el rival más peligroso. No es sólo Teodosic, son un equipo muy duro y además, tras su derrota con Lituania, se lo van a jugar prácticamente todo'. El demoledor armario Kristic (exCeltic ) y el ala-pívot Savanovic son las otras grandes amenazas para la irregular defensa española.

'Será necesario mantener la concentración y jugar con mucha intensidad y mucha energía', advierte Scariolo, que sueña con un Pau Gasol aún más entonado que el que ya apareció en partido contra Alemania: 'Es un profesional y si estuvo al 60% le necesitamos un peldaño más por encima'.