Público
Público

"Era muy pequeñín y muy listo, pero los libros..."

Cada uno de los 800 habitantes de Tuilla sienten como suyos los éxitos de su paisano Villa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tuilla está desierta. Son las diez de la mañana y la pequeña localidad asturiana comienza a desperezarse tras otra noche mágica. Su hijo más popular, Villa, sigue haciendo historia y cada uno de los 800 habitantes de este pueblo minero sienten como suyos los éxitos de su paisano. Especialmente en el Bar Carli, donde con más fervor se siguen las actuaciones del 7 de España.

Esta antigua confitería reconvertida es donde está registrada la peña oficial del delantero. Su presidente, Carlos San Miguel, es el dueño del establecimiento. 'Vivimos el partido ante Portugal a lo grande. Éramos más de 60 personas animando a la selección, muchos de ellos procedentes de varios puntos de Asturias. Comienza a ser una tradición...', apunta orgulloso el fan número uno del Guaje. A Carlos se le nota lealtad y cariño a su amigo cada vez que se refiere a él. 'Lo mejor de David es que es mucho mejor como persona que como futbolista', afirma el también presidente de la peña David Villa, quien rememora las visitas del delantero: 'Siempre viene a ver a sus tíos, abuelos y hermanos. Antes venía más por el bar, ahora es más difícil por el tema del márketing. Cuando goleaba en el Zaragoza pasaba más desapercibido'.

'Un día llegó a clase con un balón y sin la mochila', relata un primo del Guaje

Unos metros más adelante, en una plaza junto a otros chicos del pueblo, está su primo Carlos Álvarez. Viste orgulloso unas botas firmadas por el Guaje. 'Siempre que viene me regala cosas: camisetas, zapatillas, etc. Lo mejor de él es que no se le sube la fama. Ayer (el martes) mi madre le mandó un SMS tras el partido y tardó cinco minutos en contestar', cuenta Carlos. Y con idéntica naturalidad se arranca a desvelar una anécdota del pasado. 'Cuando era pequeño e iba al cole sólo pensaba en jugar al fútbol. Un día llegó a clase con el balón en la mano y sin la mochila y la profesora le hizo volver a casa a por ella', desvela entre carcajadas el primo del Guaje.

'¿Que si conozco a Villa? Es de mi quinta, jugué con él desde pequeño y compartí clase en el colegio Regino Menéndez Antuña y en el instituto Jerónimo González', dice orgulloso Vicente Díaz mientras sale de la caja de ahorros. 'Recuerdo hasta los partidos como benjamín de David: era muy pequeñín y muy listo. En clase era otra cosa, se olvidaba hasta los libros asegura su amigo con cariño. Hace unas semanas fui a Barcelona con él a su presentación'.

'Todo este pueblo ha estado siempre muy cerca de Villadesde que iba al colegio. Era un gran chaval pero estudiaba mal, se veía que lo suyo era el fútbol', asegura Mari Luz Ovies, vecina del goleador. 'Es un honor que represente a Tuilla, la suya es una gran familia', finaliza Mari Luz.