Público
Público

Piden seis años de cárcel para un amigo de Samuel Eto'o, acusado de abusar del hijo del futbolista

Luc S.E., amigo íntimo del jugador, era el encargado de cuidar al niño los fines de semana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Audiencia Provincial de Barcelona juzgará a Luc S.E., amigo del futbolista Samuel Eto'o, acusado de abusar sexualmente del hijo del camerunés, al que cuidaba los fines de semana, y para el que el fiscal pide seis años de prisión y una indemnización de 60.000 euros para el menor.

Según informaron fuentes jurídicas a Europa Press, el caso será juzgado el próximo jueves día 11 en la sección octava de la Audiencia de Barcelona y a la vista está citado el delantero del FC Barcelona.

El niño vivía con su madre en Palma de Mallorca y el acusado lo iba a buscar los fines de semana cuando el jugador azulgrana tenía partido y le correspondía por el régimen de visitas.

El menor, que nació en Palma en agosto de 2002, es fruto de la relación entre el camerunés y María de los Ángeles P.T., cuando por aquel entonces Eto'o jugaba en el RCD Mallorca. La relación se rompió y se estableció un régimen de visitas.

A consecuencia de las compromisos del Barça, Eto'o pidió a su 'amigo íntimo' y acusado, Luc S.E., que fuera a buscar a su hijo a Palma y se ocupara de sus necesidades los fines de semana que le correspondía pasar con el niño.

En su escrito de acusación, la Fiscalía sostiene que, a principios de 2006, el procesado empezó a abusar sexualmente del menor mientras 'le enseñaba frases y movimientos procaces, los cuales el niño aprendió sin dificultad'. Fue el propio menor quien explicó lo ocurrido a su madre y ésta denunció los hechos.

Del 8 al 11 de septiembre de aquel año, María de los Ángeles P.T. acompañó a su hijo a Barcelona para que viera a su padre, evitando que tuviera contacto con Luc S.E., pero, durante la estancia en la capital catalana, 'por motivos que se desconocen, el procesado tuvo acceso a la criatura'.

El fiscal pide que se condene a Luc S.E. a seis años de prisión por un delito continuado de abusos sexuales y que, una vez cumpla su pena, se le prohíba acercarse al niño y a su madre durante diez años, además de la indemnización de 60.000 euros.