Público
Público

El PRP se pone de moda

Muchos clubes acuden a tratamientos con plasma rico en plaquetas (factores de crecimiento) para recuperar lesiones. El Barça los usa, el Madrid los rechaza

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Valdés es el último de la lista. El guardameta del Barça, que sufre un esguince de rodilla, acaba de ser tratado por el doctor Cugat con la terapia de moda: plasma rico en plaquetas (PRP).

El tratamiento, desarrollado inicialmente en Vitoria por el doctor Mikel Sánchez para tratar problemas de las encías, consiste en la extracción de sangre para reservar posteriormente las plaquetas, que son las células sanguíneas encargadas de la reparación de heridas. El PRP, rico en factores de crecimiento plaquetario, se inyecta posteriormente en la zona dañada para acortar la recuperación. Rafa Nadal y los barcelonistas Xavi y Valdés son los deportistas de más nivel que los han utilizado. Y ayer mismo, el zaragocista Lafita.

En el fútbol se va imponiendo el uso del PRP con alguna excepción. Clubes como el Barça, Sevilla o Getafe los utilizan con frecuencia para acelerar la curación de lesiones. El Madrid, sin embargo, los rechaza apoyándose en la opinión de muchos traumatólogos que subrayan que no existen evidencias médicas en estudios controlados.

'Nosotros lo usamos de forma habitual, con buenos resultados. A veces las recuperaciones son espectaculares', reconoce el doctor Juan Ribas, jefe médico del Sevilla. El club andaluz cuenta con una larga lista de jugadores tratados con PRP: Koné, Drago, Guarente, Fascio y Javi Navarro.

Los traumatólogos lo utilizan, pero también recuerdan que estamos aún en fases muy experimentales. 'No está clara su eficacia', señala el doctor Rodríguez de Oya, jefe de traumatología de la clínica Asepeyo. 'Aún no disponemos de estudios multicéntricos ni publicaciones médicas consensuadas. Hacen falta más series de pacientes y eso lo ha puesto de manifiesto la Academia Americana de Traumatólogos', añade Rodríguez de Oya. 'Es cierto que no hay estudios en humanos confirma el doctor Ribas pero sí hay publicaciones de excelentes resultados en cartílagos de oveja'.

El Getafe es otro de los clubes que confía en el PRP. 'Lo estamos utilizando cada vez más porque las recuperaciones son más rápidas', apunta lo doctora Ana Isabel de la Fuente, médico del club madrileño.

Luis Enrique, el exjugador del Barça, fue uno de los pioneros en el uso de los factores de crecimiento. Los utilizó cuando todavía jugaba, en los años noventa. Xavi también los utilizó para recuperarse de una lesión en el tendón de Aquiles, un tratamiento doloroso por la dificultad de infiltrar los componentes mucosos en el tendón. En el Barcelona los tratamientos suele aplicarlos el doctor Ramón Cugat, que los aprendió del doctor Mikel Sánchez.

'El PRP no sirve para todo', matiza la doctora De la Fuente, 'en nuestro caso ha mostrado una gran utilidad en lesiones del tendón de Aquiles y en meniscos porque acorta los tiempos de recuperación. Ahora bien, desconocemos sus efectos a largo plazo: falta esa información'.

'El secreto de este tratamiento está en que las plaquetas liberan sus propios factores de crecimiento y atraen células madre de tejido adulto. Así es como se repone el tejido', explica el doctor Ribas. Sin embargo, no siempre funcionan a la perfección. Xavi ha sido infiltrado ya tres veces en los tendones de Aquiles. 'Él no debe jugar tres partidos seguidos', advierte el doctor Cugat.

¿Es dopaje el tratamiento con PRP?

Ya no. Hasta el pasado 1 de enero, la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) sí consideraba las inyecciones intramusculares de PRP (no las tendinosas ni las intrarti-
culares) como un método ilegal por un posible efecto anabolizante. Este año, sin embargo, la AMA ha establecido que 'estos tratamientos no poseen un efecto demostrado de elevar el rendimiento deportivo'.

¿Y por qué se prohíben las transfusiones?

Aunque existe extracción de sangre, es muy diferente a las autotransfusiones (prohibidas por el reglamento antidopaje). Por un lado la cantidad de sangre extraída es diez veces menor. Y por otro, en el tratamiento con PRP se desechan los glóbulos rojos mientras en una autotransfusión con fines dopantes, el único objetivo son los glóbulos rojos para aportar más oxígeno al músculo.

¿Cómo se originó el uso del plasma rico en plaquetas?

Este tratamiento comenzó a ser usado por los dentistas para problemas de mandíbula. Posteriormente se experimentó con él en problemas de menisco, donde ofreció buenos resultados al acortar tiempos de recuperación. Actualmente se utiliza con mucha frecuencia en lesiones tendinosas, especialmente en las roturas del tendón de Aquiles.

¿Qué riesgos presenta?

En un principio hubo accidentes e infecciones por culpa de la manipulación. Ahora los tratamientos se hacen en el quirófano. Y se utilizan kits cerrados para el transporte de los factores de crecimiento: así se minimiza el riesgo de infección.

¿Existen evidencias de su eficacia?

No son convincentes. Aún no se han publicado estudios con metodología ‘doble ciego' ni series de pacientes tratados en número suficiente. Hay incluso traumatólogos que afirman que, debido a que obligan a un tiempo de reposo, esa es la verdadera razón de su eficacia.