Publicado: 15.05.2014 12:54 |Actualizado: 15.05.2014 12:54

Un quinto imputado en el intento de secuestro de Soler a su sucesor Soriano al frente del Valencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El juzgado de Instrucción número 12 de Valencia ha imputado a una quinta persona en la causa abierta por el intento de secuestro al expresidente del Valencia CF Vicente Soriano, ideado presuntamente por otro expresidente del club Juan Soler dentro de un supuesto plan para cobrar una deuda que ronda los 100 millones de euros.

La identidad de este nuevo imputado responde a las iniciales Miguel M. F., según el auto dictado por el juez para prorrogar el secreto de las actuaciones y al que ha tenido acceso AIP-Agencia.

El sumario está abierto por los delitos de secuestro y pertenencia a grupo criminal. Fue abierto a comienzos de abril, cuando la Policía detuvo inicialmente al expresidente del Valencia Juan Soler y a Abdellatifh L. O., por supuestamente idear un plan para secuestrar a Soriano.

Ambos están imputados en el sumario, así como una tercera persona, arrestada al día siguiente y cuyo nombre responde a las iniciales de Ciro D. A. Ninguno de estos tres detenidos quiso declarar ante el juez.

Los tres imputados quedaron en libertad con cargos, con la obligación de comparecer en el juzgado, la prohibición de salir de España y con una orden de alejamiento de Soriano de 15 metros de distancia.

El abogado penalista Juan Carlos Navarro Valencia figura también como imputado en la causa abierta por este secuestro frustrado. La policía tomó declaración al letrado, después de que fuera mencionado por uno de los implicados.

Al parecer la participación de este letrado, que es defensor de Francisco Correa, presunto cabecilla del 'caso Gürtel', podría haberse centrado en un intento de mediación entre Soler y Soriano para que el segundo pagara la deuda millonaria que mantiene con el primero.

Vicente Soriano llegó a la presidencia del equipo valencianista tras comprar un paquete de acciones de Juan Soler por medio de pagarés que no han podido ser cobrados. La operación se realizó en 2008, cuando Soriano se presentó como asesor de una empresa uruguaya llamada Inversiones Dalport. La venta consistió en 70.889 acciones del Valencia C.F. por un montante total de 85,5 millones de euros. Pero la empresa uruguaya se echó atrás y no acudió a una posterior ampliación de capital.

La deuda reclamada por Soler a Soriano asciende a esos 85,5 millones más los intereses, por lo que el montante total ronda los 100 millones de euros.

El Tribunal Supremo ya ha dado la razón a Soler en dos ocasiones y ha condenado a Soriano a que haga frente a dos de los pagarés firmados en la operación. Sin embargo, tal pago no se ha producido, ni tampoco ha tenido mucho éxito el embargo ejecutado por Soler contra la empresa de Soriano.

En 2012, el Supremo desestimó el recurso de casación interpuesto por la ahora supuesta víctima del secuestro, Vicente Soriano, contra una sentencia de la Audiencia de Valencia que le obligaba a pagar a su supuesto secuestrador, Juan Soler, este primer pagaré. Asciende a 26 millones de euros, entre capital e intereses.

En 2013, el alto tribunal volvió a condenar a Soriano y Dalport a hacer frente al segundo pagaré, esta vez de 39 millones de euros, por el incumplimiento del contrato en la compra de las acciones del Valencia C.F.

Soler contrató a un detective privado para que investigara los negocios de Soriano y poder cobrar la deuda. El informe concluyó que el patrimonio de Soriano abarcaba un notable patrimonio inmobiliario atribuido a empresas controladas indirectamente por él, así como una cantidad importante de dinero en Suiza.

Soler fue presidente del Valencia entre 2004 y 2008, presidencia que cedió a Soriano en 2008 tras la venta de este paquete de acciones hasta su cese en 2009.