Público
Público

Recuperación ante el Bate

El Barça se exige lograr ante el campeón bielorruso los tres puntos que no consiguió en casa frente al Milan

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El gol de Thiago Silva en el último suspiro del Barça-Milan, en el debut europeo de los azulgrana, apremia al conjunto catalán a arañar puntos a domicilio. Si no, podría tener que jugarse el pase a los octavos de final en la jornada postrera de la fase de grupos. Con esa intención, al menos, visita el conjunto catalán al Bate Borissov, campeón de la liga bielorrusa desde 2008.

Exigido y prudente tanto Pep Guardiola como Javier Mascherano recordaron ayer cómo sufrió el Barcelona en Kazan y Kiev en el pasado reciente , el campeón podría recuperar hoy a su mejor pareja de centrales: Puyol, que descansó ante el Atlético de Madrid, y Piqué, que regresó al equipo el sábado tras un mes de baja.

'Que se hayan recuperado dos jugadores tan importantes para el equipo es fundamental', celebró el Jefecito, que ante los bielorrusos podría abandonar la zaga y formar de nuevo en la medular. 'Con su vuelta, lo lógico es que atrás jueguen ellos, forman una de las parejas de centrales más importantes del mundo', abundó el argentino.

Aunque con poco cartel, el Bate Borissov ya se midió hace unos años al Madrid y al Villarreal. El conjunto que dirige Viktor Goncharenko, de sólo 34 años, es un equipo ordenado y fuerte, que trata de sacar el balón jugado desde atrás, aunque falto de recursos no siempre consigue que la pelota fluya en la combinación. Cuenta en sus filas con varios jóvenes que se enfrentaron a España este verano en el Europeo sub-21, como el portero Gutor, el central Filipenko, el mediapunta Baga y el delantero Skavysh.

Consciente de las limitaciones de su equipo, el cancerbero, presionado, no duda en dar un pelotazo. Delante espera Mateja Kezman, al que todavía le falta tiempo para coger la forma y adaptarse a sus compañeros. El ariete serbio llegó al club a finales de agosto por la lesión del goleador, Vitali Rodionov, que se rompió los ligamentos de la rodilla.

Simic aporta calidad atrás; Aleksandr Volodko sufre como lateral porque es centrocampista; Baga es el más imprevisible arriba, y Bressan, el brasileño, puede formar por ambas bandas, aunque Maksim Volodko es el único extremo nato. Como su estadio es muy pequeño, juega el Bate Borissov sus partidos de Champions en Minsk, donde algunos hinchas recibieron ayer al Barça cantando el 'por qué, por qué'.