Publicado: 13.05.2015 17:22 |Actualizado: 13.05.2015 17:22

El Barça, a tres semanas de un nuevo triplete

El equipo de Luis Enrique se sitúa en una posición de ensueño, con la opción de repetir la gesta de 2009. Cantar el alirón es cuestión de días y esperan la final de Copa -el 30 de mayo, si no hay huelga- y la de Champions -6 de junio-.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Los jugadores del Barça de espaldas ayer en Múnich con el cartel de 'Camino a Berlín' de fondo. /REUTERS

Los jugadores del Barça de espaldas ayer en Múnich con el cartel de 'Camino a Berlín' de fondo. /REUTERS

BARCELONA.- Tres victorias en tres semanas para la posibilidad de un triplete que hasta principios de año se presentaba como una quimera, ese es el mejor escenario para el Barça de Luis Enrique, que ha crecido desde la convicción, la calidad física y la descomunal actuación de su trío de delanteros: Messi, Neymar y Luis Suárez.

Pocas delanteras en la historia del fútbol pueden presumir de haber marcado 114 goles en una temporada. Con esas cifras, el Barça aspira a todo. La Liga la tiene a una victoria -o a menos si el Real Madrid no gana su partido de este fin de semana ante el Espanyol-, la final de Copa del Rey la afrontará en el Camp Nou ante el Athletic de Bilbao y busca rival para la final de la Champions. En unas horas se sabrá si su adversario el 6 de junio en Berlín será el Real Madrid o la Juventus.



Messi ha marcado 53 goles desde el inicio del curso en todas las competiciones, Neymar 37 y Luis Suárez, a pesar de empezar a jugar en octubre, ya suma 24. Además, entre los tres han repartido 57 asistencias y en lo que a la Champions se refiere, ellos han fabricado o firmado 25 de los 28 goles que el Barça ha conseguido en Europa. Además, en la máxima competición continental el equipo ha sido una apisonadora. Se ha deshecho de los campeones de Inglaterra, Francia y Alemania. 

Entre el 17 de mayo y el 6 de junio, en 21 días, el Barça se jugará un título por semana, una situación inmejorable y en la que pocos barcelonistas podrían soñar a principios de año, cuando el equipo acababa de perder en Anoeta y el presidente Josep Maria Bartomeu había tomado decisiones de calado.

Decidió prescindir del director técnico, Andoni Zubizarreta, anunció convocatoria electoral para el verano, llamó a capítulo a Luis Enrique y se reunió con Leo Messi para apagar el conato de incendio existente. Sin contar, los embrollos judiciales del club. Sin ir más lejos, la Audiencia Nacional acaba de abrir juicio oral contra el actual dirigente y su predecesor, Sandro Rosell, por delitos fiscales en el fichaje de Neymar.

Sin embargo, en el plano deportivo ahora todo va como una seda. El Barça está triunfando sin el director técnico que construyó el equipo, que se decidió por la pareja de porteros que tan buenos resultados están dando -Claudio Bravo y Ter Stegen-, que firmó a Luis Enrique y que apostó por Luis Suárez pese a que tendría que empezar la competición más tarde por la sanción de la FIFA.

El equipo de Luis Enrique ha firmado una trayectoria demoledora. En lo físico, los futbolistas están muy finos, perfectos en la preparación y atentos en la recuperación, y eso que el técnico no ha podido imponer una política de rotaciones que seguramente hubiera querido, especialmente en la tripleta de delanteros.

Y llegados a este punto todos son incógnitas que se resolverán con el paso de las semanas. El técnico aseguró tras clasificar a su equipo para la final de la Champions que cuando acabe la temporada hablará "de todas las circunstancias". Respondió así a una pregunta sobre cómo le había afectado la marcha de Zubizarreta, su máximo valedor en el Barça.

Cita con las urnas

Que la pelota entre en la portería es el mejor aval electoral para Bartomeu, en unas elecciones que poco a poco se van perfilando y con el juicio por el caso Neymar de por medio. El presidente, si se cumplen con los plazos, dimitirá el 8 de junio y se pondrá en marcha el mecanismo electoral que llevará a las votaciones a finales de julio.

En las urnas se encontrará con Agustí Benedito, seguramente con Toni Freixa, Jordi Farré, Jordi Majó y Jordi Torrent. El dilema está en la aparición en escena de Joan Laporta, el favorito del barcelonismo en las últimas encuestas, pero que no ha tomado una decisión definitiva, al menos no la ha anunciado públicamente.

A finales de mayo, el Barça está en todos los frentes. "Disfruta", le dijo Guardiola a Luis Enrique tras el partido de anoche en Múnich y eso es lo que intentará el asturiano en las próximas tres semanas. Sabe que él también puede hacer historia y rubricar un triplete conseguido en una sola ocasión por el Barça. Después de la final de Berlín será el momento de anunciar decisiones.