Publicado: 01.07.2015 23:48 |Actualizado: 01.07.2015 23:48

El TAD suspende de sus funciones al presidente de la federación de tenis y a su sustituta

La medida fue solicitada por el CSD tras la apertura de sendos expedientes disciplinarios

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Escañuela y Gala León. EFE

Escañuela y Gala León. EFE

MADRID.- José Escañuela y Olvido Aguilera, directivos de la Real Federación Española de Tenis (RFET), han sido suspendidos de sus funciones por el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD), como solicitó ayer el Consejo Superior de Deportes (CSD) tras la apertura de expedientes disciplinarios.

En un comunicado, el CSD señala que el TAD le ha informado de que ha abierto expediente disciplinario a José Luis Escañuela y a Olvido Aguilera, cuya inhabilitación fue solicitada la víspera por la Comisión Directiva del Consejo por el presunto desvío de dinero de la Fundación del Tenis Español y la falta de documentación.

De acuerdo con el artículo 43 de la Ley del Deporte, la incoación de estos expedientes disciplinarios supone "la suspensión en sus funciones de José Luis Escañuela y Olvido Aguilera al frente de la RFET mientras dure la tramitación de los mismos y hasta su finalización", concluye la nota.

Hasta hoy, Aguilera ostentaba el cargo de presidenta en funciones por la sanción de un mes sin poder ostentar el cargo que tenía que cumplir Escañuela, presidente titular. Hace una semana, el TAD suspendió al dirigente federativo por su negativa a facilitar información para auditar las cuentas y el desvío sospechoso de cerca de 600.000 euros.

La Federación Española de Tenis vive malos momentos con sus regidores, que tienen que hacer frente a varias sanciones y a la posición contraria hacia su gestión de jugadores, técnicos y ex tenistas, que mostraron públicamente su desacuerdo con la forma de actuar de Escañuela.

Lo hicieron el pasado domingo, mediante una carta firmada por figuras como Rafael Nadal, David Ferrer, Garbiñe Muguruza o Carla Suárez e ilustres retirados como Manolo Santana, Carlos Moyá o Juan carlos Ferrero.



En ella, mostraron su disconformidad con Escañulea y pidieron "con la mayor celeridad posible", la actuación de los organismos con "la debida autoridad y responsabilidad".

A lo largo de siete puntos, desgranaron todos los problemas de la Federación, entre los que destacaron la "nula comunicación" con el tenis profesional, la "inexistencia" de un plan estratégico para el desarrollo del tenis, la "falta de transparencia" en la distribución de recursos, la ausencia de "planificación" en el tenis base o el liderazgo "caótico y beligerante" de Escañuela.

Solo tres días después, el CSD, tras la apertura de un expediente disciplinario por parte del TAD, ha decidido suspender en funciones a ambos dirigentes, que, de momento, no tienen sustituto. Escañuela fue elegido Presidente de la RFET en el año 2009 y, durante su mandato, España consiguió dos Copas Davis, en 2009 y en 2011.

Precisamente, la designación de Gala León como capitana del equipo de la Copa Davis desató otro conflicto con muchos jugadores, que se mostraron contrarios al nombramiento de la sustituta de Carlos Moyá en el cargo.

Aquella decisión de Escañuela fue el detonante que marcó sus diferencias con los tenistas españoles. Algunos, como Rafael Nadal, declararon públicamente su contrariedad con una decisión que no gustó a casi ninguno de los componentes del equipo español.

El pasado domingo, horas después de la dimisión -no admitida- de Gala León, presentaron la citada carta que, junto a las dificultades que puso Escañuela para auditar las cuentas de la Federación, ha marcado la decisión del CSD de suspenderle de su cargo junto a Olvido Aguilera.