Publicado: 23.08.2015 15:46 |Actualizado: 23.08.2015 16:28

Usain Bolt sigue siendo el hombre más veloz del mundo

El jamaicano retiene la corona mundial de los 100 metros al ganar la final de los Mundiales de atletismo de Pekín superando por una centésima a su gran rival, el estadounidense Justin Gatlin 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Usain Bolt supera a Justin Gatlin en los 100 metros lisos del Mundial de Atletismo de Pekín. REUTERS/Kai Pfaffenbach

Usain Bolt supera a Justin Gatlin en los 100 metros lisos del Mundial de Atletismo de Pekín. REUTERS/Kai Pfaffenbach

PEKÍN.- El corredor jamaicano Usain Bolt sigue siendo el más rápido del mundo, al proclamarse  campeón del mundo de los 100 metros en el Estadio Nacional de Pekín.

El jamaicano ha retenido la corona mundial al ganar la final de los Mundiales de atletismo de Pekín con un tiempo de 9,79 segundos, superando por una centésima a su gran rival, el estadounidense Justin Gatlin, el velocista en mejor forma durante los últimos dos años.

El canadiense Andre de Grasse y el estadounidense Trayvon Bromell, que compartieron el bronce al entrar con el mismo tiempo, 9,92 segundos,  en una final atípica con 9 corredores.



A diferencia de las semifinales, Bolt salió de los tacos con velocidad y ganó un tremendo pulso a Gatlin que se resolvió por la mínima. El estadounidense Gatlin, oro mundial hace diez años, era la gran amenaza del "Relámpago" al llegar a la capital china con la mejor marca del año (9,74) y lanzado con 26 triunfos consecutivos.

En las semifinales, que se disputaron dos horas antes de la final, se vio a un Bolt nervioso que a punto estuvo de quedar eliminado tras perder el equilibrio en la salida y fallar en un apoyo. "No sé lo que ocurrió, creo que me tropecé", dijo el jamaicano después de remontar y clasificarse en 9,96 segundos, un tiempo discreto para una semifinal pero rápido teniendo en cuenta su velocidad inicial. "No me puede pasar eso en la final".

Bolt había entrenado mucho la salida antes de aterrizar en China y hoy tuvo incluso mejor tiempo de reacción que Gatlin. En la gran final no se tropezó y las dudas sobre su estado físico quedaron resueltas: siempre aparece en los grandes momentos.

'Foto finish' de la final de los 100 metros lisos del Mundial de Atletismo de Pekín, en la que se ha impuesto el jamaicano Usain Bolt por una centésima. REUTERS/Seiko

'Foto finish' de la final de los 100 metros lisos del Mundial de Atletismo de Pekín, en la que se ha impuesto el jamaicano Usain Bolt por una centésima. REUTERS/Seiko

Así,  One love de Bob Marley volvió a sonar en el estadio pequinés, como siete años atrás en los Juegos Olímpicos, en honor del rey de la velocidad mundial, campeón olímpico y plusmarquista mundial de 100 y 200, que por enésima vez supo estar a punto en el momento preciso.

El caribeño llevaba reservando energías para este momento desde la final de Moscú 2013. Con 29 años recién cumplidos, Bolt apenas corrió en las últimas dos temporadas por diversos problemas físicos y su estado era una incógnita.

Usain Bolt, en la pista del Estado Olímpico de Pekín, celebra con su pose habitual su victoria en la carrera de 100 metros lisos. REUTERS/Dylan Martinez

Usain Bolt, en la pista del Estado Olímpico de Pekín, celebra con su pose habitual su victoria en la carrera de 100 metros lisos. REUTERS/Dylan Martinez

Si quería la victoria hoy, necesitaba mejorar claramente su mejor registro de 2015 (un 9,87 contra viento y lluvia en julio) en la final del Mundial de Pekín, el momento más esperado de la temporada, precisamente en la ciudad donde explotó en 2008 con el primero de sus cuatro tréboles dorados.

Con esta victoria, Bolt se ha convertido en el atleta con más medallas de oro en la historia de los mundiales de atletismo, con nueve trofeos obtenidos hasta la fecha. Además, las estrella jamaicana de 29 años es también el atleta con mayor número total de medallas (11), y ambas cifras pueden incrementarse en estos campeonatos mundiales de Pekín ya que aún tiene previsto participar en los 200 metros y en el relevo 4x100. El total de medallas de Bolt en mundiales de atletismo podría haber sido mayor si no hubiera sido descalificado en la final de los 100 metros de Daegu 2011 por una salida nula.