Público
Público

La vela española mantiene varias opciones de medalla

El 470 femenino se mantiene tercero y el masculino desciende hasta la séptima plaza. El 49er masculino baja al sexto puesto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La experimentada regatista Natalia Vía-Dufresne y su compañera Laia Tutzó, que se estrena en los Juegos, y la también primeriza Marina Alabau son las tripulaciones con más posibilidades de colgarse una medalla olímpica en vela cuando se ha superado o está a punto de superarse el ecuador de la competición para la mayoría de las clases -excepto para el Tornado, que todavía no ha empezado y en que el equipo español está entre los favoritos-. Las catalanas se mantienen en la tercera plaza de 470 Femenino tras seis pruebas disputadas de un total de once programadas, mientras que la windsurfista sevillana, que hoy ha disfrutado de su jornada de descanso, reanudará mañana sus regatas en la segunda posición de la general, con siete asaltos aún por delante.

No ha sido un buen día para los intereses de los españoles, en una de las jornadas con menos viento -entre tres y seis nudos- de las que se llevan de Juegos Olímpicos en Qingdao, en aguas del Mar Amarillo de la bahía de Fushan. Normalmente para que se dispute una regata tiene que soplar un viento mínimo de seis nudos, normativa que se sigue en todas las competiciones del circuito internacional, pero en Qingdao esta regla directamente se ha eliminado. Y ello no favorece al combinado nacional, que en general rinde mejor con vientos medios y fuertes.

Después de que los pesqueros de la zona se hicieran al mar para limpiar las manchas de algas que aún se ven, fue el turno de las siete clases hoy en competición, cada una con dos pruebas programadas, menos el 49er (con tres). Cuatro disciplinas (Laser Standard, Laser Radial, Finn y Yngling) sólo pudieron completar una prueba por la falta de viento para vencer a la corriente en contra.

Los campeones olímpicos de 49er, Iker Martínez y Xabi Fernández, firmaron hoy un séptimo, un décimo y un tercero, parciales que les hacen perder un puesto en la general. Ahora son sextos, a quince puntos del podio. Sin embargo, pueden estar satisfechos de su actuación, porque en la última manga montaron la primera baliza en la decimosexta plaza y consiguieron remontar hasta el tercer lugar. Tras nueve pruebas, les quedan por delante seis mangas y la Medal Race, reservada a los diez primeros.

En 470 M, los jóvenes Onán Barreiros y Aarón Sarmiento perdieron hoy algo de ritmo, aunque se mantienen muy regulares, sin pinchar en ninguna de las seis pruebas completadas. En esta difícil jornada se tuvieron que conformar con dos decimoterceros, y uno de ellos de momento es el descarte, ya aplicado. Ahora van clasificados en la séptima plaza, por lo que bajaron cuatro escalones en la tabla. Pasado mañana, tras su jornada de descanso, seguirán con su estrategia de disfrutar al máximo para acumular parciales de un único dígito.

La suerte no volvió a acompañar a Rafa Trujillo, que reanudó hoy la competición en Finn tras la jornada de descanso de ayer, que aprovechó para relajarse y coger ánimos después de la mala actuación del día anterior (sumó dos vigésimos puestos). Todo el equipo le arropó y también lo hizo el Príncipe Felipe, que le llamó para mostrarle su apoyo. Y realmente el campeón del mundo del 2007 y plata en Atenas 2004 salió animado, convencido de poder recuperar los dos pinchazos, siguiendo su buena intuición en el campo de regatas y sin estresarse demasiado con los datos de viento y corriente del parte meteorológico.

Fueron tantas las ganas que puso que salió antes de tiempo, sin darse cuenta de ello y por tanto sin penalizarse, por lo que fue descalificado. La otra prueba prevista no pudo hacerse por la escasez de viento. Los 27 puntos de la descalificación se los descarta, como su peor parcial, pero los pinchazos acumulados le han bajar a la decimotercera plaza, ya algo lejos de la lucha. 43 puntos le separan de la tercera plaza cuando quedan tres pruebas y la Medal Race para que el gaditano finalice sus terceros Juegos Olímpicos.

Sólo una prueba hizo también la clase Yngling, en que Mónica Azón, Graciela Pisonero y Sandra Azón no estuvieron acertadas y entraron en la decimocuarta posición. La misma plaza mantiene el trío español en la general. En Laser Radial, la joven Susana Romero se tuvo que conformar con un vigésimo puesto, que la hizo descender cinco escalones en la general. Ahora es la decimoquinta, de una flota compuesta por 28 embarcaciones.

Mañana, jueves día 14, es la jornada de descanso para los 470 Masculino y Femenino, mientras que los windsurfs (RS:X) reanudan la competición. La joven Marina Alabau, primeriza en una cita olímpica, lo hará clasificada en la segunda posición. Líder mundial de la clase durante los últimos 18 meses, campeona de Europa en 2008 y 2007, bronce en el Mundial de este año y subcampeona en el de 2006, la sevillana es una de las grandes bazas de la vela española en Qingdao, a pesar de que las condiciones de poco viento no le son favorables. Aún así, está en todas las quinielas de la medalla porque en todos los torneos disputados este año no se ha bajado del podio.

En categoría masculina, retomará la competición olímpica el alicantino Iván Pastor, que ha aprovechado la jornada de descanso para relajar los músculos de los brazos; en sus dos primeros días de regatas las molestias en los antebrazos le impidieron remar (dar tirones a la vela) todo lo que se necesita en esta clase con poco viento, por lo que está situado en la decimosexta plaza de la clasificación, en la que concurren 35 tablas.