Publicado: 30.10.2015 21:03 |Actualizado: 30.10.2015 21:03

Acciona gana un 11,6% más hasta septiembre impulsado por las energías renovables y Windpower

La compañía de la familia Entrecanales reorganiza su filial inmobiliaria antes de sacarla a bolsa o abrirla a un socio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Un molino de Acciona WindPower. E.P.

Un molino de Acciona WindPower. E.P.

MADRID.- Acciona obtuvo un beneficio neto de 166 millones de euros en los nueve primeros meses, un 11,6% más que un año antes, impulsado por el crecimiento de su negocio de energías renovables en los mercados internacionales y de su fabricante de aerogeneradores. El avance de la actividad de energía verde' y su rama industrial permitió al grupo que preside José Manuel Entrecanales compensar las caídas registradas en las actividades de construcción y agua.

Así, la cifra de negocio de la compañía se elevó un 4,6% entre los pasados meses de enero y septiembre, hasta sumar 4.946 millones de euros, mientras que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) progresó un 14,4%, hasta los 883 millones de euros.



La división de energía es la que más creció y aportó casi la mitad (el 42,5%) de los ingresos de Acciona en este periodo y el 77% de su Ebitda. En concreto, esta actividad facturó 2.097 millones de euros, un 37,4% más que un año antes, impulsada por el "buen comportamiento" de la actividad de generación internacional y los nuevos parques puestos en marcha en el último año, y por la contribución de la filial de fabricación de aerogeneradores Acciona Windpower.

Esta rama industrial seguía consolidando en el grupo al cierre de septiembre, dado que el acuerdo alcanzado con la firma alemana Nordex para integrar las dos empresas en una compañía en la que Acciona controlará el 29,9% del capital se suscribió en octubre. No obstante, no está previsto que esta operación se cierre hasta el primer trimestre del próximo año, una vez reciban las preceptivas autorizaciones de las autoridades de competencia.

La división de energía se consolida como primera fuente de ingresos de la compañía por delante del tradicional negocio constructor, que facturó 1.620 millones de euros tras caer en un 14% por "el menor volumen de actividad tanto en España como en los mercados internacionales". A la conclusión del trimestre, Acciona contaba con una cartera de contratos de obra pendientes de acometer por valor de 5.608 millones de euros, de los que el 67% corresponde a proyectos en el exterior.

Pone a la venta su participación en una cartera de viviendas de lujo en alquiler de Madrid

Acciona, además, está realizando una reordenación de los activos de su filial inmobiliaria ante la próxima venta parcial de esta división mediante su apertura a un socio, su salida a bolsa o una combinación de ambas opciones. Como paso previo de la operación, Acciona está procediendo a reordenar sus activos agruparlos en la nueva filial que constituyó para tal efecto, denominada Acciona Real Estate.

A su vez, en el marco de la reordenación, la compañía que preside José Manuel Entrecanales ha "refinanciado y recapitalizado" la deuda de El Coto, una sociedad a través de la que gestiona un parque de viviendas de lujo de Madrid, ubicadas en la zona del Parque del Conde Orgaz. Esta operación ha supuesto un impacto de 138 millones de euros en el endeudamiento total del grupo de construcción, servicios y renovables, que a cierre del pasado mes de septiembre se situaba en 5.367 millones de euros

La filial de viviendas de alquiler refinanciada constituye uno de los principales activos de la cartera de patrimonio con que cuenta Acciona, valorada en unos 1.530 millones de euros, según datos de cierre de 2014, los últimos disponibles. Además de esta urbanización de casi un millar de viviendas en la capital, esta cartera está integrada por edificios de oficinas repartidos por Madrid, Barcelona, Sabadell y Zaragoza que suman unos 73.000 metros cuadrados de superficie, residencias universitarias con un total de 1.200 plazas distribuidas por Albacete, Murcia, Lleida, Castellón y Cádiz, y tres hoteles situados en Barcelona, Sotogrande (Cádiz) y Marbella (Málaga).

La facturación de la división inmobiliaria se desplomó un 51%, hasta facturar 38 millones por efecto de la comparación con 2014, cuando se vendió una promoción en México. En cuanto al resto de negocios, el del agua retrocedió un 8,9%, hasta los 300 millones "por el descenso de la actividad de diseño y construcción", mientras que la de servicios progresó un 3,6% y aportó 541 millones. La filial de gestión de inversiones Bestinver facturó 68 millones, un 37,8% menos.el impacto de la reforma energética del Gobierno.