Publicado: 14.10.2016 19:31 |Actualizado: 14.10.2016 19:31

El ajuste de plantilla en Deutsche Bank podría alcanzar los 20.000 empleos, el doble de lo anunciado

El banco alemán, de momento, ha congelado la contratación de nuevo personal como medida de ahorro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Detalle del rascacielos de Fráncfort donde tiene su sede Deutsche Bank REUTERS/Kai Pfaffenbach

Detalle del rascacielos de Fráncfort donde tiene su sede Deutsche Bank REUTERS/Kai Pfaffenbach

FRÁNCFORT.- Deutsche Bank podría suprimir otros 10.000 empleos adicionales en el marco de su estrategia para reducir costes y recuperar la confianza de los inversores, según fuentes que cita la agencia Reuters. El director financiero de la entidad, Marcus Schenck, habría comentado durante una reunión interna con los representantes de los trabajadores que tuvo lugar el mes pasado que los recortes de empleo contemplados en la 'Estrategia 2020' de la entidad, inicialmente 9.000, podrían resultar ser el doble de lo estipulado previamente.

"Schenck señaló que el banco podría requerir un recorte de 10.000 empleos adicionales para reducir costes", comentó una de las personas que asistieron a la reunión con el director financiero, aunque, no obstante, este jueves el banco confirmó que había congelado el proceso de contratación de empleados, también con el objetivo de ahorrar costes.

La entidad alemana envió notificaciones sobre la congelación laboral a sus directivos el miércoles, señaló la fuente, que agregó que esto no aplicaría al departamento legal.



El freno a las contrataciones es la última de una serie de respuestas de los directivos a una crisis de confianza en torno a una multimillonaria multa que EEUU fijó recientemente contra Deutsche Bank. 

El Departamento de Justicia de EEUU ha propuesto una sanción de 14.000 millones de dólares (12.733 millones de euros) al banco para resolver una investigación relacionada con la emisión de valores respaldados por hipotecas basura entre 2005 y 2007, una situación que ha provocado una crisis de confianza entre los inversores, ya que las provisiones para litigios de Deusche Bank a fecha del 30 de junio eran de sólo 5.500 millones.

La entidad financiera alemana está actualmente repensando los elementos de una reestructuración para hacer frente a la multa de Washington, fundamentalmente algunas que afectan a líneas de negocios no rentables, que podrían anunciarse probablemente en este trimestre. Un cambio de organización, lanzado en octubre del año pasado por el entonces nuevo consejero delegado John Cryan, apuntaba a reducir costes mediante un recorte de 9.000 empleados y gastos generales y la venta de algunos negocios no estructurales. Pero los 101.300 puestos de trabajo registrados a mediados de este año son, de hecho, más que los 98.600 que tenía un año antes.

La semana pasada, la directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, cuestionó inesperadamente el modelo de negocio de Deutsche Bank y lo instó a "decidir qué tamaño quiere tener", después de turbulentos días en los que los precios de sus acciones se desplomaron a mínimos históricos y despertaron el miedo de que el Gobierno alemán deba salir a su rescate.​

Preocupación de su principal accionista

Qatar, uno de los principales inversores del primer banco de Alemania, habría expresado recientemente su preocupación sobre los frentes legales que amenazan la estabilidad del Deutsche Bank y sobre si está enfocando adecuadamente su estrategia a largo plazo, según informa 'The Wall Street Journal'.

El jeque Hamad bin Jassim al-Thani, de la familia real qatarí, habría solicitado garantías a Deutsche Bank de que el banco está haciendo todo lo posible para resolver el conflicto con las autoridades norteamericanas, aseguran las fuentes consultadas por la cabecera norteamericana.

No obstante, el jeque y su equipo han ratificado recientemente su apoyo al consejero delegado de la entidad, John Cryan, y a su presidente, Paul Achleitner, a pesar de que las acciones de la entidad se hayan desplomado más de un 45% en lo que va de 2016.

Por otra parte, una fuente ha señalado que los inversores qataríes verían una posible recapitalización de Deutsche Bank como una oportunidad de inversión, aunque Cryan ha negado en diversas ocasiones una ampliación de capital.

Etiquetas