Público
Público

Los asalariadosganaron menos y trabajaron más en elaño de la "recuperación"

El pronóstico que hizo Díaz Ferrán al principio de la crisis se convirtió en realidad gracias a la reforma laboral impulsada por el Gobierno de Rajoy en febrero de 2012.

Publicidad
Media: 3.20
Votos: 10
Comentarios:

Un trabajador en la cadena de montaje de la factoria de Ford en Almussafes. EFE

MADRID.- La última entrega de la encuesta sobre costes laborales realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) demuestra que el año pasado continuaron bajando los sueldos, mientras aumentaba el número medio de horas trabajadas por los españoles que tienen empleo.

Dicho de otra manera: la "recuperación" económica proclamada a bombo y platillo por el Gobierno de Mariano Rajoy no llegó en 2014 a los asalariados, que en conjunto tuvieron que hacer un mayor esfuerzo incluso para ganar menor que antes.

Según el INE, en diciembre del año pasado el sueldo medio era en España de 1.991,84 euros brutos al mes calculado sobre doce pagas anuales, frente a los 1.995,68 euros del mismo mes de 2013. Eso equivale a un descenso del 0,2% y pone de manifiesto que la devaluación salarial abiertamente propiciada por el Gobierno, a través de la reforma laboral de febrero de 2012, aún no ha concluido. Antes de que se pusiera en marcha, el sueldo medio estaba en 2.020,13 euros brutos al mes; es decir, un 1,4% más que a finales de 2014.

Mal despedidos, peor contratados

El núcleo de la reforma laboral fueron las nuevas facilidades para los despidos, que las empresas aprovecharon para aligerar sus plantillas, con la consiguiente destrucción de un millón de puestos de trabajo durante sus dos primeros años de vigencia.

Buena parte de esos empleos se han cubierto después mediante contratos precarios, también en materia salarial, a los que no han tenido más remedio que acogerse muchos de los españoles que se fueron al paro como consecuencia de la debacle laboral de 2012 y 2013.

Pero ahora no sólo se cobra menos, sino que también se trabaja más, haciendo bueno el pronosticó que formuló al principio de la crisis el entonces presidente de CEOE, Gerardo Díaz Ferrán(hoy en la cárcel por la oscura quiebra del Grupo Marsans). Los datos hechos públicos recientemente por el INE indican que el número de horas efectivas de trabajo subió de 128,9 a 129,7 en cómputo mensual durante 2014, sin que a cambio hubiera ninguna compensación económica para los asalariados, sino más bien todo lo contrario.

Ese aumento afectó tanto a los contratados a jornada completa como a aquellos que lo son a tiempo parcial, una modalidad cada vez más utilizada por los empresarios. En el primer caso, las horas efectivas de trabajo pasaron de 144,5 a 146 al mes y, en el segundo, de 75,6 a 76,9.

La encuesta sobre costes laborales recoge las horas cotizadas a la Seguridad Social, pero no las que se puedan trabajar por imposición del empresario sin la correspondiente contraprestación legal, con lo que la situación real seguramente es todavía peor.