Publicado: 23.10.2015 08:47 |Actualizado: 23.10.2015 21:03

El beneficio del Sabadell aumenta un 59% tras la compra del britanico TSB

La entidad decide mantener de momento las cláusulas al considerar que su comercialización se había realizado con criterios de transparencia

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:
El consejero delegado de Banco Sabadell, Jaime Guardiola. REUTERS

El consejero delegado de Banco Sabadell, Jaime Guardiola. REUTERS

MADRID.— Banco Sabadell elevó en un 59 por ciento el beneficio atribuido a septiembre gracias a la incorporación de la entidad británica TSB y a menos provisiones en unos resultados que reflejaron un sólido comportamiento intertrimestral en el margen de intereses del tercer trimestre. En los primeros nueve meses, el beneficio alcanzó 579,8 millones de euros;  si contar con TSB, el beneficio de Sabadell se habría incrementado 48,5 por ciento.

En cuanto a la evolución del margen de intereses (diferencia entre lo que un banco cobra por prestar y sus costes de financiación) subió a septiembre un 36 por ciento a 2.240 millones de euros, frente a previsiones de 2.205 millones.

Además, en el tercer trimestre logró mejorar el margen de intereses un 2,8 por ciento frente al segundo trimestre, en contra de lo visto en los resultados de Bankinter y de Caixabank, todavía favorecido por unos menores costes de financiación.



Al contrario que en el caso de Caixabank, que el viernes anunció que en el tercer trimestre había eliminado las cláusulas suelo en los contratios hipotecarios a particulares, el margen de intereses de Sabadell sí tuvo en cuenta este tipo de contratos. El consejero delegado, Jaime Guardiola, aseguró el viernes que la comercialización de sus cláusulas suelo se ajustó a criterios de transparencia. En todo caso, el director financiero de Sabadell, Tomás Varelas, reconoció que la eventual eliminación de este tipos de cláusulas tendría un impacto negativo de unos 160 millones de euros antes de impuestos, sobre un margen de intereses que podría situarse por encima de los 2.600 millones en 2015.

Entorno al 21 por ciento de las hipotecas a particulares de Sabadell se comercializaron con cláusulas suelo. Entre las entidades que también han comercializado hipotecas con cláusulas suelo figuran Banco Popular, Liberbank y Bankia. Banco Popular, que no ha eliminado sus cláusulas suelo en las antiguas hipotecas, también ha reconocido que su eventual eliminación tendría un impacto de unos 120 millones en sus márgenes.

Mejora de los márgenes


Además, Guardiola dijo que la mejora en los márgenes venía explicada sobre todo porque "nos seguimos favoreciendo de una mejora de menos costes de financiación tanto en los mercados mayoristas como a través de depósitos", dijo Guardiola.

El ejecutivo dijo que esta tendencia favorable estaba en línea con la mejora que preveía para el margen de intereses en la segunda parte del año y avanzó que esta tendencia incluso se continuaría prolongando en los próximos años.

Con la compra de CAM, Sabadell heredó unos depósitos que pagaban tipos más cercanos al 3 por ciento y que tras sus vencimientos va a poder reemplazar con unos tipos significativamente menores.

De hecho, Guardiola dijo que esta reducción de los costes contribuiría a mejorar en 550 millones en el margen de intereses en los próximos años y que tan sólo en 2016, este factor tendría un impacto positivo de 260 millones de euros.

Analistas valoraron de forma positiva sobre todo la evolución del margen financiero de Sabadell.

En este escenario, sus acciones subían un 1,3 por ciento, frente al 1 por ciento que subía el Ibex, pero mejor que los títulos de Caixabank, que se depreciaban un 1,5 por ciento tras haber registrado su margen de intereses una caída intertrimestral del 8,3 por ciento en el margen de intereses del tercer trimestre.

El crédito todavía baja, sin TBS

La entidad logró mejorar sus resultados en un contexto en el que la inversión crediticia bruta del grupo Sabadell subió a septiembre un 25,1 por ciento con el nuevo perímetro de consolidación. Sin TSB, el crédito habría bajado todavía un 0,5 por ciento.

Por su parte, el margen bruto subió a septiembre un 16 por ciento a 4.259 millones, frente a previsiones de 4.308 millones de euros.

En cuanto al deterioro de la calidad crediticia, la entidad logró bajar su tasa de mora hasta situarla en el 8,51 por ciento frente al 9,01 por ciento de junio, en un momento en el que la tasa de paro comienza a bajar en España aunque todavía está en niveles elevados.

En un entorno marcado por las elevadas exigencias de capital, la entidad cerró septiembre con un ratio de capital Basilea III en términos totalmente anticipados por el mercado o fully loaded del 11,4 por ciento, frente al 11,2 por ciento de junio pasado.