Público
Público

El banco más viejo del mundo El banco Monte dei Paschi pierde 3.380 millones en 2016 antes de su rescate

El banco negocia desde diciembre con el Gobierno italiano y con Bruselas una inyección de 6.600 para reparar su déficit de capital

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La sede del banco italiano Monte dei Paschi, el más antiguo del mundo, en Siena. REUTERS/Stefano Rellandini

Banca Monte dei Paschi di Siena, que negocia desde diciembre con el Estado italiano y con las autoridades europeas un plan para su rescate con fondos públicos, registró pérdidas netas por valor de 3.380 millones de euros al cierre de 2016, frente al beneficio neto de 388 millones de euros registrado un año antes. 

El resultado operativo bruto del banco en 2016 fue de 1.635 millones de euros, un 36,8 % menos que los 2.587 millones de 2015.

La cifra de negocio del banco toscano (el más antiguo del mundo, puesto que sus orígenes se remontan a 1472) fue de 4.255 millones de euros, un 18,4% menos que un año antes, mientras que el margen de intereses cayó un 10,5%, hasta 2.021 millones de euros, y los ingresos por comisiones se elevaron un 1,6%, hasta 1.839 millones de euros.

Además, la entidad toscana informó de que sus créditos deteriorados netos se redujeron en unos 4.000 millones de euros en el curso pasado y recordó que el 25 de enero de este año ha emitido títulos con garantía del Estado por un valor de 7.000 millones de euros.

Monte dei Paschi recibirá una inyección de 6.600 millones de euros por parte del Gobierno de Italia en el marco de su rescate para reparar el déficit de capital de 8.800 millones de euros de la entidad. Tras fracasar en su ampliación de capital por valor de 5.000 millones de euros, el Ejecutivo liderado por Paolo Gentiloni asumirá una participación del 70% en el banco. La entidad mantiene desde entonces suspendida su cotización en la bolsa de Milán.

Estos fondos procederán del decreto aprobado en diciembre por el Gobierno italiano dotado de 20.000 millones de euros con el objetivo de servir de ayuda a los bancos en apuros, como es el caso de Monte dei Paschi.

El pasado año, el banco toscano fue la única entidad que quedó por debajo de los valores mínimos exigidos a 51 bancos europeos evaluados por la Autoridad Bancaria Europea (ABE). Comenzó entonces un proceso de reestructuración de sus cuentas que incluía la citada recapitalización de 5.000 millones de euros que no logró completar y la venta de 27.700 millones en créditos morosos.