Publicado: 06.12.2016 19:13 |Actualizado: 06.12.2016 19:13

BBVA calcula que la vivienda cerrará 2016 con un crecimiento del 2%

Los expertos del banck apuntan que los hogares siguen reduciendo su deuda hipotecaria, situada en los niveles más bajos desde el inicio de la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Los precios de la vivienda ya llevan seis meses consecutivos de crecimiento. E.P.

Los precios de la vivienda ya llevan seis meses consecutivos de crecimiento. E.P.

MADRID.- El precio de la vivienda cerrará 2016 con un crecimiento del 2%, de acuerdo con BBVA, que ha rebajado su previsión unas cinco décimas debido a la moderación del crecimiento en los dos últimos trimestres.

De acuerdo con el Observatorio Inmobiliario de España, elaborado por el Servicio de Estudios y el área de Real Estate de BBVA, las ventas y el precio de la vivienda se moderaron en el tercer trimestre del año.

El observatorio indica que el precio de la vivienda en el tercer trimestre creció a una tasa más moderada que en los periodos anteriores y, según los valores de tasación publicados por el Ministerio de Fomento en el tercer trimestre, el precio creció el 1,6% interanual, lo que supone el sexto mes consecutivo de crecimiento.

De acuerdo con el informe, el mercado residencial sigue respaldado por la solidez de los determinantes de la demanda. En concreto, se refiere a la creación de empleo en el tercer trimestre del año y a que las condiciones de financiación siguen siendo propicias para las familias, ya que los tipos de interés permanecen en mínimos, y los consumidores siguen siendo relativamente optimistas con la percepción de la situación económica en los próximos doce meses.

El mercado hipotecario sigue mostrando unas condiciones favorables para el endeudamiento de los hogares, que siguen reduciendo su deuda hipotecaria, situada en los niveles más bajos desde el inicio de la crisis. Por tanto, el mercado hipotecario cuenta con unos tipos de interés que permanecen en mínimos y unos hogares, en general, menos endeudados y con mayor renta, dos factores que propician su crecimiento.

En septiembre y octubre, el nuevo crédito otorgado a los hogares para la compra de vivienda evolucionó mejor de lo esperado, según BBVA. En concreto, sin tener en cuenta el efecto derivado de las refinanciaciones llevadas a cabo por parte de algunas entidades tras la eliminación de la clausulas suelo en 2015, el incremento interanual del crédito fue del 18,4% en septiembre y del 6,4% en octubre. El crecimiento acumulado entre enero y octubre de 2016 de esta partida de crédito fue del 21,8% interanual.

Las hipotecas también reflejan moderación

El número de hipotecas concedidas para la adquisición de viviendas también muestra una atenuación del crecimiento, según el informe. Las hipotecas aprobadas en septiembre crecieron un 12,3% interanual y en los nueve primeros meses del año las hipotecas mostraron un incremento del 22,6% respecto al mismo periodo del año anterior.

El precio de la vivienda mostró un peor comportamiento en este periodo que en los trimestres precedentes en todas las comunidades excepto en Cataluña y Comunidad Valenciana.

En la mayoría de las regiones, el precio de la vivienda ha dejado atrás el mínimo y tan sólo en País Vasco el precio sigue anclado en él. Destacan los ascensos desde mínimos de Baleares (13,3% en términos reales), Madrid (10,7%) y Canarias (8,4%). Así, según el Ministerio de Fomento el precio de la vivienda en España acumula un incremento del 3% desde el mínimo alcanzado en el tercer trimestre de 2014.

En este contexto, los permisos para iniciar nuevas viviendas crecieron en septiembre el 8,1% interanual y el acumulado de los tres primeros trimestres del año muestra un incremento interanual del 32,2%.

Según el informe, el resto de indicadores de la actividad constructora muestra señales mixtas, ya que el empleo en la construcción creció el 0,5% pese a la contracción de la obra pública, pero el consumo de cemento se redujo el 7,2% interanual.

Sin embargo, el crecimiento de los visados parece no haberse trasladado todavía a la inversión residencial, que en el tercer trimestre creció a una tasa trimestral del 0,2%. Así, es de esperar que en los próximos trimestres el avance de la actividad constructora se traslade a un aumento de esta partida de la inversión.