Público
Público

El BCE ya ha comprado bonos españoles por 175.000 millones

El Banco Central europeo reduce a 60.000 millones de euros su objetivo mensual de compras, que continuarán al menos hasta diciembre. En el mes de marzo la institución ha adquirido bonos soberanos españoles por importe de 8.459 millones.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (BCE) en una conferencia de prensa en Frankfurt. REUTERS/Kai Pfaffenbach

El Banco Central Europeo (BCE) ha destinado un total de 175.947 millones de euros a la adquisición de deuda soberana española, una cifra que representa el 11,8% del total invertido por el banco central a través de su programa de compra de activos públicos, conocido popularmente como QE, que entró en funcionamiento en marzo de 2015.

En el mes de marzo, el último en el que el BCE tenía como objetivo llegar a 80.000 millones de euros en activos, la institución ha adquirido bonos soberanos españoles por importe de 8.459 millones, una cifra ligeramente superior a los 8.367 millones de febrero.

De este modo, la española era la cuarta deuda soberana con mayor presencia en la cartera del BCE a 31 de marzo, solo por detrás de Alemania (355.594 millones), Francia (282.373 millones) e Italia (245.582 millones), en línea con las estimaciones en función de la clave de capital correspondiente a cada uno de los países.

Por contra, los socios del euro con menor presencia en la cartera de deuda adquirida entre marzo de 2015 y marzo de 2017 por el banco central de la eurozona fueron Estonia, con un total de 65 millones, por delante de Chipre, con 248 millones, y de Malta, con un total de 915 millones.

De este modo, el desglose de las compras del BCE confirma que solo Grecia se mantiene al margen del programa de expansión cuantitativa dos años después de haber sido puesto en marcha por la institución.

Asimismo, el BCE ha informado de que la deuda española adquirida en el marco de este programa PSPP cuenta con un plazo de vencimiento medio de 8,82 años, frente a los 8,94 años del mes anterior, lo que convierte a la española en la séptima con mayor tiempo de vencimiento y algo por encima que la media de 8,11 años de la deuda adquirida bajo el programa PSPP.

La deuda de Malta, con 11,30 años, por delante de la de Bélgica, con 10,14 años, Austria, con 9,31 años, Eslovenia, con 9,20 años, Portugal, con 9,19 años, e Irlanda, con 8,92 años, tienen una vida media superior al plazo de vencimiento medio ponderado de la deuda española en cartera del BCE a 31 de marzo.

Por contra, la deuda con menor vencimiento medio ponderado adquirida en el marco del PSPP corresponde a Estonia (1,29 años), seguida de la de Chipre (4,59 años) y la de Luxemburgo (5,54 años).

En su conjunto, el BCE invirtió en marzo un total de 68.814 millones de euros en deuda pública de la zona euro, una cifra un 0,9% por encima de la adquirida en febrero, alcanzando así un importe agregado de 1,481 billones de euros desde marzo de 2015, que baja a 1,457 billones tras amortizaciones.

Además de las compras de deuda pública, la expansión cuantitativa del BCE incluye también la adquisición de deuda de empresas, que en marzo sumó 8.314 millones de euros, hasta 75.455 millones desde su inicio en junio de 2016, además de titulizaciones, de las que compró 724 millones de euros, hasta 24.190 millones de euros desde el comienzo del programa, y otros 2.434 millones en cédulas hipotecarias, de las que acumula 214.446 millones desde el otoño de 2014.

De este modo, en el mes de marzo el BCE invirtió un total de 80.286 millones de euros en la compra de activos, un 0,3% menos que en febrero, pero por encima del objetivo de 80.000 millones de euros al mes, que a partir del próximo mes de abril bajará a 60.000 millones.

Tal y como anunció el BCE, estas compras de activos se mantendrán al menos hasta finales de diciembre de 2017, lo que implica al menos la suma de otros 540.000 millones de euros al QE de la entidad.

"Desde abril de 2017 las compras se realizarán a un ritmo mensual de 60.000 millones de euros hasta el final de diciembre de 2017 o más allá si fuera necesario y, en cualquier caso, hasta que el Consejo de Gobierno aprecie un ajuste sostenido de la senda de inflación consistente con su objetivo", anunció el BCE el pasado mes de diciembre.