Publicado: 05.12.2015 22:33 |Actualizado: 05.12.2015 23:30

Los consumidores denuncian que la banca vuelve a vender “de forma engañosa” al pequeño ahorrador

El traspaso de depósitos hacia fondos de inversión inquieta a ADICAE y la OCU, que creen que los bancos no han corregido pasadas "actuaciones de abuso" en la venta e información a sus clientes. Por su parte, las asociaciones de la banca defienden que las entidades cumplen “escrupulosamente” con su deber.

Publicidad
Media: 4.70
Votos: 10
Comentarios:
Bolsa de Madrid. EFE

Bolsa de Madrid. EFE

MADRID.- “La banca no ha corregido sus actuaciones de abuso de los últimos años y ahora vuelve a vender productos de ahorro de forma engañosa a sus clientes”. Con esta frase denuncian las asociaciones de consumidores como ADICAE o la OCU el engaño que creen que muchos usuarios están sufriendo por parte de sus entidades.

Aunque los bancos ofertan seguros de vida o planes de pensiones a casi cualquier cliente, son las técnicas de venta online de fondos de inversión las que están en el punto de mira de los consumidores y de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la cual ya ha publicado un informe donde advierte a las gestoras y comercializadoras por detectar prácticas "no aceptables o no adecuadas" en la publicidad que ofrecen, una información que para la Comisión debe ser "clara, suficiente, objetiva y no engañosa".



Por este motivo, los consumidores exigen que si la CNMV ha detectado un posible incumplimiento en la Ley General de Publicidad o en la orden ministerial, relativa a las obligaciones de información y clasificación de productos financieros, se debe sancionar a las entidades correspondientes. “¿Por qué va a haber segundas y terceras oportunidades para la banca cuando no las hay para el usuario?”, señala Fernando Herrero, secretario general de ADICAE y miembro de la Autoridad Europea de Mercados y Valores.

Si un pequeño ahorrador tiene dinero en un depósito a plazo, con muy poca rentabilidad anual, y ha recibido una oferta para cambiar ese dinero a un fondo de inversión debe tener en cuenta que el riesgo asumido en uno y otro producto no es similar, que las rentabilidades pasadas no sirven para calcular datos futuros y que hay una serie de comisiones que debe pagar. Así lo recalca el Banco de España que también indica que estos factores dependen de la composición de los activos del fondo y de su evolución.

La desinformación del consumidor medio sobre productos financieros es grande y por este motivo, las asociaciones de consumidores consideran que todo cliente debería recibir datos sobre cómo afectan, por ejemplo, los distintos tipos de comisión –como la de entrada o la de gestión– a sus ahorros.

“Los bancos deben explicar que algunos fondos, como los monetarios, están abocados a producir pérdidas, ya que el escueto rendimiento que genera su cartera se va íntegramente al bolsillo de la gestora y del comercializador a través de las comisiones”, explica Ileana Izverniceanu de la Iglesia, directora de Comunicación y Relaciones Institucionales de la OCU.

Una información “poco clara o engañosa”

La CNMV, a la par que reprendió en su informe a las Instituciones de Inversión Colectiva (IIC), destacó que es poco adecuado incluir en la web de la entidad comentarios "ampliamente destacados", ya que pueden considerarse "poco claros o engañosos". Además, dijo que ofrecían “información insuficiente” a sus clientes, dado que únicamente difunden rentabilidades históricas del último año o al año en curso, y que en las páginas incluían datos obtenidos antes de un cambio importante de la política de inversión.

Al comprobar lo expuesto en este informe, descubrimos que los puntos que critica la CNMV siguen aún vigentes en las web de las entidades que ofertan fondos de inversión y, por tanto, no se han modificado. A ello hay que sumar que otras cuestiones, como el tamaño o el color de la letra, siguen siendo menos relevantes en el texto correspondiente a las advertencias de riesgos.

“Creamos productos adaptados a cada tipo de cliente, ya sea una persona con un perfil conservador, moderado o de riesgo, y los vendemos”, cuenta una gestora comercial de BBVA. Sobre si la manera de informar es o no clara a través de su web, esta fuente señala que sí lo es y que el tamaño de la letra o los colores son sólo una práctica de marketing común llevada a cabo por mas entidades.

En la misma línea responde una portavoz de ING Direct cuando le preguntamos por qué no han cambiado nada en la web desde que saliese el informe de la CNMV: “Estamos obligados a informar de los riesgos y comisiones al igual que de la rentabilidad, y lo hacemos”. Esa misma persona se negó a contestar más preguntas y otros bancos no han querido responder las cuestiones planteadas por este diario.

Para la portavoz de la Asociación Española de la Banca (AEB), las entidades socias de esta organización cumplen “escrupulosamente” con sus obligaciones de información a clientes. “La industria de fondos de inversión está sometida a una regulación específica, muy extensa y detallada, además de estar regulada también por la MiFID”, remarca.

Discurso que también comparte el presidente de la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (INVERCO), Ángel Martínez-Aldamala, que explica que los bancos están constantemente introduciendo mejoras en la información que proporcionan a sus clientes. “No se puede extender sombra de duda sobre un sector cuando no la hay”, puntualiza.

Los fondos gestionan más de 222.000 millones

El movimiento de depósitos a fondos es real. Si en el último Informe de Estabilidad Financiera del Banco de España se advertía de ciertos “trasvases de ahorros”, ahora se confirma esta realidad. “Hay un fuerte desplazamiento de depósitos a fondos de inversión”, expone el presidente de INVERCO, quien cree que puede estar causado por la menguante remuneración de los depósitos a plazo, que se sitúa de media en un 0,54% anual.

Pero para el secretario general de ADICAE esto no es del todo cierto, pues según datos a los que han tenido acceso su organización, a medida que ha disminuido el número de depósitos ha crecido el de los fondos, demostrando que la gente no actúa y toma riesgos por iniciativa propia y sin conocer el producto, sino que “la banca está convenciéndoles para trasladar esos ahorros”.

Hasta 2012 los fondos tenían un volumen de activos de 122.000 millones, pero actualmente gestionan más de 222.000 millones, un 81,6% más en apenas 3 años según datos provisionales de INVERCO obtenidos en noviembre, alcanzando la cota máxima de los últimos siete años y medio. La asociación también aporta datos sobre cómo en los diez primeros meses de este año, más de un millón de nuevos inversores ha canalizado sus ahorros a través de fondos de inversión, concretamente 1.123.541 partícipes más que a finales de 2014.

Por tanto, los consumidores temen que la banca vuelva a repetir comportamientos pasados, como fue el traslado de los depósitos a plazo hacia otros productos con el reclamo de un mayor interés en beneficio de las entidades y no de los clientes.