Publicado: 07.10.2016 12:59 |Actualizado: 07.10.2016 14:58

Los exconsejeros de Caja Madrid utilizan los mismos argumentos para evitar una condena por las black

Los acusados que han ocupado el banquillo en la séptima sesión de la vista oral han negado los extractos que aparecen en el Excel presentado por Bankia.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El ex consejero Delegado de ICM Cándido Cerón Escudero, uno de los acusados en el juicio por las polémicas tarjetas "opacas" de Caja Madrid, en una imagen del monitor de la sala de prensa de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares, donde hoy pro

El ex consejero Delegado de ICM Cándido Cerón Escudero, uno de los acusados en el juicio por las polémicas tarjetas "opacas" de Caja Madrid, en una imagen del monitor de la sala de prensa de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares, donde hoy prosiguen las declaraciones de los acusados en el caso. EFE/Mariscal

MADRID.- La séptima jornada de la vista oral por el expolio de Caja Madrid y Bankia ha sentado en el banquillo a varios exconsejeros de la entidad bancaria madrileña. Los acusados han coincidido en que se les entregó una tarjeta para gastos de representación y para recompensar, de alguna forma, su dedicación a la caja.

Francisco José Pérez HernándezMiguel Ángel AbejónRafael Eduardo Torres Posada, Cándido Cerón Escudero, Fernando Serrano Antón, Alejandro Couceiro Ojeda, José María Buenaventura Zabala, José Acosta, Beltrán Gutiérrez y Ricardo Morado Iglesias, todos ellos exmiembros de la Comisión de Control de Caja Madrid, han rechazado los extractos que que aparecen en la hoja de cálculo presentada por Bankia. "Tuve que hacer una investigación de los cargos que se me habían imputado porque no se corresponden con la realidad", ha argumentado Serrano Antón, antiguo vocal del Tribunal Económico-Administrativo Municipal de Madrid.



Tampoco tenían acceso a los movimientos de la cuenta porque no tenían pin, y como ha asegurado Cerón Escudero, "ni era necesario". No obstante Mariano Pérez Claver ha recordado que, de las dos tarjetas que dispuso, "la de los cargos de representación sí tenía".

Todos ellos, excepto el exdirector de Economía de Madrid Couceiro Ojeda, han detallado que recibieron la tarjeta de manos del ex vicesecretario general, Vicente Espinosa, en nombre del es secretario general de la caja, Enrique de la Torre. Ángel Montero, también es secretario general, le entregó la tarjeta a Couceiro Ojeda. La única sugerencia que les hacían era no sobrepasar el límite, que variaba según los cargos.

Por su parte, el exconsejero de Caja Madrid y exdirector general de BFA, Matías Amat Roca, recibió la tarjeta de manos del presidente de la caja.

Pérez Claver, último en declarar este viernes, ha argumentado que Terceiro le manifiestó que tenía una tarjeta retributiva en las entidades en las que había estado. "Me dijo que no era posible porque no era miembro del comité de dirección y que solo unos miembros lo tenían".

Años más tarde, según ha explicado el exdirector financiero de Caja Madrid y exdirector comercial en la etapa de Blesa, el presidente le comentó en una reunión sus condiciones retributivas y que el director de RRHH le daría más detalles. 

Límite de la tarjeta opaca

Algunos miembros como Amat Roca ha detallado que el límite no se podía cambiar, pero sí se podía gastar un máximo anual, por lo que que podía disponer según le  pareciera oportuno. Sin embargo, Ramón Ferraz Ricarte, expresidente del consejo del City National Bank nombrado por Blesa, ha señalado que solicitó la ampliación de su límite porque al ser una retribución, "tenía que hacer uso de ella".  

El exmiembro de UGT, Miguel Ángel Abejón, ha comentado que nunca tuvo ninguna duda sobre la legalidad de los plásticos, ya que se fiaban de los responsables de la entidad. "Nunca dudé del procedimiento de las tarjetas, ni conocí a nadie que dudara", ha relatado José Acosta, exdiputado del Partido Socialista. Torres Posada ha explicado que Espinosa le llegó a decir que no se preocupara porque "no había ningún problema". "Todos hemos sido cabezas de turco para tapar algo", ha reclamado el exmiembro de UGT, Torres Posada.

Asimismo, Beltrán Gutiérrez ha añadido que no tenía que justificar nada porque "creía que ya estaba declarado a Hacienda".

Pérez Chaver, último en declarar, ha apuntado que en lugar de pedir anticipos, usaba la tarjeta, ya que "le aportaba dinero para lo que se consideraban pagos no ordinarios de su economía familiar".