Publicado: 22.09.2016 20:57 |Actualizado: 22.09.2016 20:57

EEUU aplaza la temida subida de tipos de interés para fin de año

La Reserva Federal mantiene invariado el precio del dinero, pero señala que los argumentos para subirlo son más fuertes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
La presidenta de la Reserva Federal de EEUU, Janet Yellen, en la rueda de prensa tras la reunión del Comité de Mercado Abierto en el que se decidió nuevamente mantener los tipos de interés. REUTERS/Gary Cameron

La presidenta de la Reserva Federal de EEUU, Janet Yellen, en la rueda de prensa tras la reunión del Comité de Mercado Abierto en el que se decidió nuevamente mantener los tipos de interés. REUTERS/Gary Cameron

WASHINGTON.- La Reserva Federal de Estados Unidos dejó sin cambios su tipo de interés de referencia el miércoles, pero señaló que podría endurecer su política monetaria a fin de año porque el mercado laboral ha seguido fortaleciéndose.

La presidenta de la Fed, Janet Yellen, dijo después de que se conociera el último comunicado de política monetaria del organismo que el crecimiento del país se veía más sólido y que los incrementos de los tipos serían necesarios para evitar que la actividad se sobrecaliente y alimente una alta inflación.

"Evaluamos que el argumento para un incremento (de tipos) se ha fortalecido pero decidimos esperar por el momento", aseguró Yellen en una conferencia de prensa. "La economía tiene un poco más de espacio para avanzar". Yellen dijo que espera un alza este año si el mercado laboral sigue mejorando y no surgen nuevos grandes riesgos.



La Fed mantuvo el objetivo de su tipo interbancario entre un 0,25% y un 0,50% que fijó en diciembre, cuando subió el costo del crédito por primera vez en casi una década.

El banco central se mostró más dividido sobre la urgencia de subir los tipos. El miércoles, la presidenta de la Fed de Kansas City, Esther George, la jefa del banco regional de Cleveland, Loretta Mester, y el presidente de la Fed de Boston, Eric Rosengren, mostraron su disensión con el comunicado y dijeron que eran favorables a un alza de tasas esta semana.

Al mismo tiempo, los funcionarios redujeron sus perspectivas de alzas de tipos para este año a una desde dos, según la mediana de las proyecciones que acompañaron al comunicado de política monetaria. Tres de los 17 funcionarios consideraron que los tipos deberían mantenerse por el resto del año.

La Fed además pronosticó un alza menos agresiva de los tipos de interés para el 2017 y 2018, y recortó su previsión de tasa para el largo plazo a 2,9% desde 3,0%.

Un guardia de seguridad pasa por delnate de una imagen de la Reserva Federal en la sede del banco central estadounidense, en Washington. REUTERS/Kevin Lamarque

Un guardia de seguridad pasa por delnate de una imagen de la Reserva Federal en la sede del banco central estadounidense, en Washington. REUTERS/Kevin Lamarque

Los inversores parecieron no cambiar mayormente sus apuestas sobre el momento de la próxima alza de tasas. Los precios de los contratos de los fondos federales sugirieron que siguen viendo un poco más de 50% de probabilidades de un aumento en diciembre y casi ninguna chance de un alza en noviembre.

"Aunque la Reserva Federal mantuvo sus tipos sin cambios, la inusual votación 7-3 apunta a la profundidad de su dilema de política monetaria y hace más probable un alza en diciembre", dijo Mohamed El-Erian, economista jefe asesor de Allianz.

Foco en diciembre

En diciembre pasado, la Fed señaló que eran probable cuatro alzas de tipos este año, pero redujo su proyección en marzo debido a la desaceleración económica mundial, la volatilidad de los mercados financieros y preocupaciones sobre la contenida inflación en Estados Unidos.

El banco central pareció más confiado el miércoles, diciendo en su comunicado que los riesgos de corto plazo para el panorama económico "parecen casi equilibrados". Eso indica que las autoridades creen que es más probable que la economía supere los pronósticos que los incumpla.

La economía se expandió lentamente en el segundo trimestre y sumó menos puestos de trabajo que los esperados en agosto. La inflación también mostró señales de repuntar.

La decisión de la Fed, que se produjo el mismo día en que el Banco de Japón sumó un objetivo para el tipo de interés de largo plazo a su enorme programa de compra de activos en un cambio en su política monetaria, era ampliamente anticipada.

La Fed tiene programadas reuniones a inicios de noviembre y mediados de diciembre. Economistas creen que las autoridades evitarán subir las tasas en la primera ocasión, en parte porque el encuentro se producirá días antes de la elección presidencial en Estados Unidos.