Público
Público

Comercio de armas España vendió material militar por valor de 116 millones de euros a Arabia Saudí en 2016

La dictadura del Golfo, que encabeza la coalición internacional que apoya uno de los bandos de la guerra civil en Yemen, compró a las empresas armamentísticas españolas bombas, misiles, granadas y municiones por más de 70 millones

Publicidad
Media: 1.71
Votos: 7
Comentarios:

Felipe VI, junto al exmisnitro de Defensa, Pedro Morenés, durante una visita oficial a Arabia Saudí .- EFE

España exportó en 2016 material de defensa por un valor superior a los 4.000 millones de euros. De ellos, 116 millones fueron destinados a Arabia Saudí, una monarquía absoluta donde se violan los Derechos Humanos y que encabeza la coalición internacional que apoya a uno de los bandos de la guerra civil en Yemen, con bombardeos aéreos incluso sobre población civil.

La cifra oficial consta en el informe "Estadísticas españolas de exportación de material de defensa, de otro material y de productos y tecnologías de doble uso" del año 2016, al que ha accedido Europa Press, y que el secretario de Defensa, Agustín Conde, presentará este martes en el Congreso.

El valor total de la venta de armas a Arabia Saudí durante el pasado año ascendió a 116,192 millones, de las cuales el 84,94% tuvo como destino sus Fuerzas Armadas; el 11,83%, a la Policía y el 3,23% restante empresas públicas del país.

41 millones en bombas y misiles, para los saudíes

De ellos, 41,2 millones de euros provienen de la exportación de la categoría en la que se incluyen bombas, torpedos, cohetes y misiles, además de otros dispositivos y cargas explosivas como botes de humo, minas, granadas fumígeras o bombas incendiarias.

Las empresas de armas espalñolas vendieron un 8,9% más que en 2015

Otros 34,7 millones del material que las empresas españolas vendieron a Arabia Saudí corresponden a municiones para armas; y más de 32 millones estuvieron destinados a la categoría que incluye aeronaves, vehículos más ligeros que el aire, vehículos aéreos no tripulados y motores.

El resto de las exportaciones a Arabia Saudí correspondieron a equipos electrónicos (once millones) y tecnología para el desarrollo, producción o utilización del material de defensa (3.750.000 euros).

Estas ventas han provocado protestas parlamentarias por parte de partidos de la oposición debido a que Arabia Saudí encabeza la coalición internacional de países que bombardean Yemen, en apoyo a uno de los bandos de la guerra civil. La dictadura saudí ha sido acusada de violaciones de los Derechos Humanos por los ataques contra población civil.

La guerra civil en Yemen ha provocado una epidemia de cólera que se ha cobrado más de 200 vidas en pocas semanas

Riesgo de acabar en manos del ISIS

Las ONG Amnistía Internacional, Greenpeace, FundiPau y Oxfam Intermón han exigido este martes el cese de la venta de armas españolas a Arabia Saudí y también a Irak, ante el riesgo de que estos países las usen para la violar los derechos humanos en Yemen o por la posibilidad de que acaben en manos del autodenominado Estado Islámico, respectivamente.

"Cualquier posible venta de armas a Arabia Saudí que pueda usarse en Yemen es ilegal"

"Cualquier posible venta de armas a Arabia Saudí que pueda usarse en Yemen es ilegal porque viola la legislación española e internacional sobre comercio de armas", ha asegurado en una nota el director de Amnistía Internacional, Esteban Beltrán.

Estas ONG, impulsoras de la campaña Armas Bajo Control,  cifran en 650 millones de euros las exportaciones españolas de municiones, granadas de mortero y aviones a Arabia Saudí entre 2015 y 2016, unas ventas que incurren en un "riesgo sustancial" de contribuir a cometer "graves violaciones" del derecho internacional humanitario en Yemen.

La campaña también adviertes de la venta de municiones, granadas de mortero y vehículos blindados a las fuerzas armadas de Irak por valor de casi 140 millones de euros, existe "riesgo de desvío" y que éstas caigan en manos del Estado Islámico, denuncian estas organizaciones.

El informe de Armas Bajo Control, presentado este lunes, denuncia "el riesgo de la complicidad en la comisión de crímenes de derecho internacional", al tiempo que demanda revisar el funcionamiento del sistema de control de las exportaciones de armas y adoptar medidas para mejorar la transparencia.

Las ONG han demandado al Congreso de los Diputados que la Comisión de Secretos Oficiales examine las actas de la Junta Interministerial que autorizó exportaciones de armas a estos países, para que el Gobierno rinda cuentas ante el Parlamento y "explique en detalle" la evaluación de riesgos, usos y usuarios finales.

Otras ventas potencialmente peligrosas

El documento también ha identificado hasta 16 operaciones más con "potencial preocupación" sobre las que piden mayor información, como la venta de armas de caza en Ghana, Honduras o México.

Por ello, Armas Bajo Control insta a los políticos a promover la universalización del Tratado sobre el Comercio de Armas y la creación de una subcomisión parlamentaria que revise la Ley 53/2007 sobre la venta de armamento, para que se refuercen los mecanismos de transparencia y el control parlamentario.

Y ha reiterado su solicitud de "comparecencia inmediata" de la Secretaria de Estado de Comercio, Marisa Poncela, para rendir cuentas, una comparecencia que tendrá lugar mañana martes en el Congreso de los Diputados.
Sin embargo, el Gobierno ha asegurado en diversas ocasiones que "no tiene conocimiento" de que material de defensa exportado por España haya sido utilizado en la guerra de Yemen, como denunció un informe de la consultoría Armament Research Services (ARES), y defiende que las ventas de armas a países extranjeros pasan un estricto filtro de garantías de destino y uso.

El informe que el Gobierno presentará el martes en el Congreso  insiste en que todas las licencias relativas a munición correspondientes a Arabia Saudí fueron acompañadas de certificados de último destino "con estrictas cláusulas de no reexportación o uso fuera del territorio del país".

De hecho, el informe de exportaciones de 2016 cirado por Europa Press revela que fue denegada la exportación de chalecos de protección a Libia por la situación interna del país de destino final, "en términos de la existencia de tensiones o conflictos armados".

En total, el valor de lo exportado por España en material de defensa en 2016, según las cifras facilitadas por el Gobierno, fue de 4.051,8 millones, un 8,9% más que el año anterior. Por categorías de productos, destacó por encima de todas las de aeronaves' con 3.182,1 millones y un 78,5% del total.