Publicado: 04.10.2016 15:15 |Actualizado: 04.10.2016 19:35

El FMI mejora en medio punto su previsión de PIB para España pese a la ausencia de Gobierno

El organismo que dirige Lagarde advierte a España de que tendrá que hacer ajustes en el futuro y  advierte del riesgo de populismo por la debilidad económica mundial

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Lagarde, en un acto reciente del G-20 en China. REUTERS

Lagarde, en un acto reciente del G-20 en China. REUTERS

WASHINGTON.- El Fondo Monetario Internacional revisó al alza el martes sus previsiones para el crecimiento de la economía española en 2016 y 2017, con unas cifras más alineadas con las expectativas nacionales y que destacan sobre el resto de las economías más desarrolladas, en medio de la parálisis política por la falta de Gobierno desde hace diez meses.

La edición de otoño del informe Perspectivas Económicas Mundiales señala que el Producto Interior Bruto (PIB) español crecerá un 3,1% este año, lo que supone una revisión al alza de medio punto porcentual respecto a sus últimas proyecciones de abril y julio. "Se proyecta que en España el crecimiento se mantenga estable en términos generales en 2016 y se modere (...) en 2017", apunta el informe del FMI.



Para 2017, la nueva proyección del Fondo es del 2,2%, frente al 2,1% que esperaba en julio, cuando la rebajó en una décima en medio del clima de incertidumbre generado por la decisión de Reino Unido de abandonar la UE.

La proyección oficial del Ejecutivo en funciones para este año es de un crecimiento del PIB del 2,9%, aunque el ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, dijo el mes pasado que superará el 3%. Por su parte, el Banco de España elevó sus previsiones recientemente al 3,2% este año y el 2,3% el que viene, mientras que CEOE y Funcas apuestan por tasas similares (3,1% en 2016 y 2,3% en 2017).

El organismo que dirige Lagarde cree que la economía crecerá en 2016 un 3,1%, mientras que prevé que el de 2017 sea del 2,2%

Asimismo, el FMI también ha mejorado tres décimas sus previsiones para el desempleo de cara a los dos próximos años y ahora espera que la tasa de paro de España se sitúe en el 19,4% en 2016 y en el 18% en 2017. En cuanto a la evolución de los precios, los nuevos pronósticos del fondo auguran una inflación del -0,3% en 2016, mientras que proyecta que los precios subirán un 1% en 2017.

Según el FMI,  España deberá acometer recortes ante el incremento de la deuda pública y el incumplimiento de las metas de déficit. Gian Maria Milesi-Ferretti, director adjunto del Departamento de Estudios del FMI, destacó que  "de cara al futuro España tendrá que hacer ajustes", puesto que la deuda pública se acerca al 100% del PIB y el déficit presupuestario ha superado las metas fijadas "en parte por la ausencia de medidas por parte de un Gobierno con capacidad de respaldarlas".

Desaceleración global y populismos

El FMI, además, ha mantenido sin cambios sus últimas previsiones de crecimiento global, actualizadas el pasado mes de julio, que contemplan una expansión de la economía mundial del 3,1% este año y del 3,4% en 2017, señalando que el menor optimismo proyectado para las economías avanzadas, particularmente tras la victoria del Brexit y la debilidad de los datos de EEUU, se verá compensado por una mejor evolución de las economías emergentes.

De izquierda a derecha: el director adjunto del Departamento de Investigación del Fondo Monetario Internacional (FMI), Gian Maria Milesi-Ferretti, el economista jefe del FMI, Maurice Obstfeld, la jefa de estudios del Departamento de Investigación, Oya Cel

De izquierda a derecha: el director adjunto del Departamento de Investigación del Fondo Monetario Internacional (FMI), Gian Maria Milesi-Ferretti, el economista jefe del FMI, Maurice Obstfeld, la jefa de estudios del Departamento de Investigación, Oya Celasun, durante la presentacion de las nuevas previsiones del FMI en Washington. EFE/Shawn Thew

En la última actualización de sus Perspectivas Económicas Mundiales, el organismo apunta que un menor crecimiento de Estados Unidos en 2016 por un débil primer semestre se vería compensado por un fortalecimiento de la actividad en Japón y Alemania y en algunos mercados emergentes como Rusia e India.

"En su conjunto, la economía mundial ha tenido un movimiento lateral", declaró el economista jefe del FMI, Maurice Obstfeld, en un comunicado. "Sin una acción política decidida para apoyar la actividad económica a corto y largo plazo, el crecimiento a los niveles recientes corre el riesgo de perpetuarse".

El FMI dijo que las economías avanzadas en su conjunto reducirían su crecimiento en 2016 hasta un 1,6%, mientras que los países emergentes y en desarrollo mejorarían sus cifras hasta un 4,2%. Para 2017, ambos grupos se mantienen prácticamente invariables: un 1,8% de PIB para las economías avanzadas, y un 4,6% para los mercados emergentes.

El Fondo advirtió de que un estancamiento prolongado podría generar más tendencias populistas contra el comercio y la inmigración, perjudicando la actividad, la productividad y la innovación.

Obstfeld dijo que un crecimiento persistentemente débil que deja atrás a las personas con menores ingresos había alimentado un movimiento político "que culpa a la globalización de todos los males" y pretende elevar las barreras comerciales, y puso al Brexit como ejemplo. "En resumen, el crecimiento ha sido demasiado bajo durante demasiado tiempo, y en muchos países sus beneficios han alcanzado a demasiados pocos, con repercusiones políticas que pueden deprimir aún más el crecimiento mundial", dijo Obstfeld.