Público
Público

Grandes especuladores hacen su agosto con la privatización de Aena

Las acciones de la gestora de aeropuertos han subido un 46% durante su primer mes en Bolsa. A los pequeños inversores sólo se les reservó un 5% de la colocación.

Publicidad
Media: 3.71
Votos: 7
Comentarios:

Concentración de los trabajadores del aeropuerto de Málaga contra la privatización de AENA. EFE/Jorge Zapata

MADRID.- La privatización parcial de Aena se ha revelado, de momento, como un magnífico negocio para quienes optaron por invertir en ella. Durante su primer mes en Bolsa, que se cumple hoy, el valor de la gestora de aeropuertos ha aumentado nada menos que un 46%. Las acciones salieron a Bolsa el 11 de febrero a 58 euros y ayer cerraron a 85. Los mayores beneficiarios son los grandes inversores institucionales, que coparon un 95% de la colocación.

Entre esos inversores figuran fondos soberanos de Abu Dabi, Singapur y Noruega, y otros de carácter privado como la poderosa BlackRock, Canadian Pension Plan Investment Board y Macquaire. El conocido especulador de origen húngaro George Soros también compró títulos de Aena, aunque sólo se le adjudicaron 100 de los 400 millones de euros que solicitó y que se han convertido ya en 146.


El Estado, que mantiene en su poder un 51% de Aena, reservó casi toda la oferta pública de venta (OPV) para el tramo institucional so pretexto de dotarse de una base accionarial más estable. Sólo 90.000 pequeños inversores tuvieron la oportunidad de participar en la operación, pues al tramo minorista fue a parar poco más del 5% de la OPV, equivalente al 2,5% del capital.

Se veía venir

Que Aena tendría un buen arranque en Bolsa era previsible desde que se conoció el volumen de la demanda. Tanto dentro del tramo institucional como del minorista se recibieron peticiones cinco veces superiores al importe que se les habían reservado. En total, la demanda ascendió a casi 20.000 millones de euros, mientras que el valor de las acciones ofertadas era de 3.875.

Esta circunstancia animó al Estado a subir el precio inicialmente fijado, que era de 43 euros por título. Como consecuencia de ello, decidieron quedarse fuera Ferrovial y los March, que habían sido invitados a formar parte del núcleo duro de Aena e incluso ya habían nombrado consejeros. El fondo británico TCI, sin embargo, decidió seguir adelante y se hizo con un paquete del 6,5%, cuyo valor ronda hoy los 825 millones de euros, frente a los 565 que le costó.

Las favorables perspectivas bursátiles de Aena se vieron confirmadas el mismo día de su debut bursátil, en que se anotó una subida del 20,69%, cerrando a 70 euros la acción. Nunca una privatización había tenido tan espectacular estreno en España, ni siquiera las de Endesa y Telefónica, que se anotaron también notables subidas. Aquel comienzo ha tenido continuidad y hoy la empresa vale cerca de 12.800 millones de euros, casi 4.100 más que cuando inició su andadura en el mercado.