Publicado: 31.03.2016 16:27 |Actualizado: 19.04.2016 14:58

Guindos admite que el Gobierno tendrá que negociar con Bruselas un nuevo objetivo de déficit para 2016

El ministro de Economía en funciones dice que no será necesario modificar los Presupuestos de 2016.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:
Luis de Guindos. / EFE

Luis de Guindos. / EFE

PARÍS— El ministro español en funciones de Economía, Luis de Guindos, minimizó este jueves las consecuencias que tendrá el desvío del déficit en 2015 en un punto de producto interior bruto (PIB) con respecto a lo que se había pactado con la UE (4,2% para 2015), y subrayó que "lo importante es el crecimiento económico".

Guindos no tuvo más remedio que admitir que el Gobierno tendrá que negociar con Bruselas un nuevo objetivo de déficit para 2016, situado ahora en un quimérico 2,8% del PIB.



De Guindos, que hizo estas declaraciones en París donde se reunió con inversores, indicó que no será necesario modificar los Presupuestos de 2016, sino que lo que se hará, y así se ha hablado ya con la Comisión, es incluir en el plan de estabilidad un apartado especial con las medidas que se van a adoptar para corregir la desviación del déficit desde las nuevas cifras de 2015.

El ministro afirmó que, sin "adelantar acontecimientos", lo que España está pactando con Bruselas estos días, a través de distintas reuniones de trabajo, es hacer una "proyección de lo que puede ser la evolución del déficit en 2016", añadiendo las medidas adicionales para recortar el desvío en las comunidades autónomas en 2015.

"A partir de ahí se abrirá un periodo de interlocución con la Comisión Europea", se limitó a contestar De Guindos al ser preguntado acerca de cuándo prevé el Gobierno que España pueda recortar su déficit por debajo del 3%.

El ministro indicó que está manteniendo conversaciones al respecto con el comisario europeo de Economía, Pierre Moscovici, y con el vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, a los que ha trasladado las medidas que adoptará España para que las comunidades autónomas corrijan la desviación del déficit de 2015.

En concreto, apuntó que dichas medidas contemplan que el dinero extra que reciban las comunidades este año lo tendrán que destinar exclusivamente a reducir el déficit y que tendrán que cumplir con la regla de gasto, que les obliga a no aumentarlo más allá del 1,8%, que es lo que se estima que crecerá el PIB nominal.

Moscovici dice que el dato de déficit confirma sus preocupaciones

El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici, también opinó sobre el déficit español: "Confirma las preocupaciones de la Comisión sobre la trayectoria presupuestara", dijo Moscovici, quien además puntualizó que la Comisión Europea evaluará formalmente la cifra en mayo.

"Los datos publicados hoy confirman las preocupaciones de la Comisión sobre la trayectoria presupuestaria de España, tal y como lo expresamos en la opinión adoptada el mes de octubre sobre el borrador del plan presupuestario español", destacó el comisario.

En cualquier caso, Moscovici dio la bienvenida a las medidas anunciadas por las autoridades españolas para "contener los desvíos presupuestarios" en 2016, en particular a nivel regional, a la vez que recordó que ésta fue una de las recomendaciones expresadas por su departamento a comienzos de este mes.

Esta mañana, la Comisión Europea ha evitado pronunciarse sobre el dato, a la espera de la rueda de prensa del ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro. En su lugar, se ha limitado a afirmar que el análisis final se efectuará una vez la oficina estadística europea, Eurostat, valide el déficit de 2015, el próximo 21 de abril.

"La Comisión hará un análisis completo sobre la situación presupuestaria de España en mayo", ha precisado posteriormente el comisario francés.