Publicado: 02.09.2016 19:16 |Actualizado: 02.09.2016 19:18

Hacienda inspecciona las filiales de Apple en España

La Administración Tributaría investiga las declaraciones del impuesto de sociedades, del IVA y del impuesto sobre la renta de no residentes de tres firmas de la compañía entre 2009 y 2012.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
La fachada de una tienda de Apple en España. EFE

La fachada de una tienda de Apple en España. EFE

MADRID.- La Agencia Tributaria tiene bajo inspección las declaraciones del impuesto sobre sociedades, del IVA e impuesto sobre la renta de no residentes de las filiales de Apple en España, Apple Retail Spain y Apple Marketing Iberia, entre 2009 y 2012.



Según consta en las últimas cuentas depositadas por ambas empresas ante el registro mercantil a principios de verano, las declaraciones de estos tres impuestos en distintos periodos de 2009 a 2012 "están siendo objeto de inspección por la Administración Tributaria".

"Mientras que el resultado de la inspección fiscal no se puede estimar con seguridad, la sociedad no tiene conocimiento de ningún pasivo adicional por este motivo", añade Apple en las cuentas de ambas sociedades correspondientes a su último ejercicio fiscal, concluido en septiembre de 2015.

En cuanto a las números de estas firmas para ese ejercicio, Apple Retail Spain -que empezó operaciones en 2009 y engloba la actividad de las 11 tiendas que la firma tiene en España- declara facturar 304,6 millones, un 49 % más que los 218 millones de 2014, y unos beneficios de 3,7 millones de euros, un 60 % más que los 2,3 millones de 2014.

En cuanto a Apple Marketing Iberia -que comenzó operaciones en 1985- refleja en ese ejercicio 2015 un beneficio de 4,1 millones, un 41 % más que los 2,9 millones de un año antes; mientras que los ingresos ascendieron a 27,6 millones frente a los 19,8 millones de un año antes, un 39 % más.

Fuentes de Hacienda han rehusado facilitar información sobre el curso de las investigaciones tributarias. Las inspecciones no presuponen que se haya cometido algún fraude.

La CE concluyó esta semana que Irlanda concedió beneficios fiscales "ilegales" al gigante tecnológico por valor de 13.000 millones de euros, lo que habría permitido a Apple "pagar significativamente menos impuestos que otras compañías". Bruselas ha impuesto una multa equivalente a dicha cuantía, siendo la mayor sanción a cuenta fiscal en una empresa de la UE. El Gobierno irlandés ha acordado hoy recurrir ese dictamen.