Publicado: 09.08.2015 19:43 |Actualizado: 09.08.2015 19:43

Los inversores extranjeros copan la mitad de la deuda pública española

La inversión foránea se mantienen por encima de los 400.000 millones, mientras la banca controla una cuarta parte del total.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El secretario de Estado de Economía, Íñigo Fernández de Mesa. EFE

El secretario de Estado de Economía, Íñigo Fernández de Mesa. EFE

MADRID.- Los inversores no residentes controlaban a finales de junio un 53,09% de la deuda pública española en circulación, según datos publicados el miércoles por la Secretaría General del Tesoro.  La inversión extranjera  se mantienen por encima de los 400.000 millones, umbral que rebasaron el pasado mes de abril marcando un nuevo máximo histórico.

Tras los descensos de la crisis, los foráneos recuperaron el ritmo inversor en agosto de 2012, cuando volvieron a acudir a los mercados y retomaron el puesto de principal inversor en deuda que les había arrebatado la banca nacional. Desde entonces y a lo largo de 2013 y 2014 han ido poco a poco elevando sus inversiones, salvo algunos 'parones' concretos, como el que coincidió con el rescate de Chipre. Exceptuando esos momentos, los inversores foráneos han ido invirtiendo cada vez más en deuda, con aumentos de incluso más de 20.000 millones en algunos meses.



El segundo gran inversor es la banca española, que sostuvo las inversiones del Tesoro los meses en que los extranjeros dejaron de comprar. Posee 192.230 millones en deuda española, el 25,24% del total. Tras la banca se sitúan las entidades de seguros, con el 7,19% del total (54.756 millones) y las administraciones públicas, que acumulan el 5,93% del total (45.182 millones). Por detrás quedan los fondos de inversión, con el 3,41% (29.892 millones) y los fondos de pensiones con el 2,22% (16.897 millones).

Los que menos deuda acumularon en el sexto mes del año fueron las empresas no financieras, con el 1,49% (11.371 millones); las personas físicas, con el 0,77% (5.877 millones) y otras instituciones financieras, con el 0,66% (5.027 millones).

La deuda bruta del Estado en circulación ascendía en julio a 860.033 millones de euros, con una vida media de 6,63 años y un coste medio del 3,24 por ciento. La previsión para fin de año es que la deuda del estado en circulación ascienda a 943.800 millones de euros con una vida media de la cartera en torno a 6,7 años.

En las emisiones de este año, el coste medio se sitúa en el 0,9% desde el 1,52% de 2014.

En el Proyecto de los Presupuestos de 2016 presentado la víspera en el Congreso, el Gobierno dijo que espera que la emisión bruta del Tesoro en 2016 ascienda a 231.175 millones de euros, con un endeudamiento neto (descontadas las amortizaciones) de 49.500 millones de euros. La previsión para la vida media en 2016 es de 6,8 años.