Público
Público

IPC El IPC incluirá los servicios en línea de vídeo y música, juegos de azar o el café monodosis

El Índice de Precios excluye el brandy, las videocámaras o el DVD grabable. El peso de los alimentos y bebidas no alcohólicas crece en la nueva base de 2016 un 5,5%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La nueva base 2016 del IPC incluirá el café monodosis/ EUROPA PRESS

El Índice de Precios de Consumo (IPC) con la nueva base 2016,que publicará el INE el próximo 15 de febrero, incluirá por primera vez productos como los servicios en línea de vídeo y música, los juegos de azar o el café monodosis, mientras que se eliminarán otros que están reduciendo su peso entre los consumidores, como el brandy, las videocámaras o el DVD grabable.

Como consecuencia de estos ajustes, la cesta de la compra del IPC base 2016 pasa a tener 479 artículos, por debajo de los 489 productos de la base anterior.

El INE indica, en un comunicado, que con la implantación de la nueva base, que modifica a la actual de 2011, se mejora la representatividad de este indicador mediante cambios en la composición de la cesta de la compra teniendo en cuenta el gasto de los hogares en cada uno de ellos, de acuerdo con la Encuesta de Presupuestos Familiares (EPF).

Así, se eliminan aquellos que hayan perdido importancia dentro del consumo de las familias y se incorporan otros cuya relevancia haya ido en aumento.

Esta nueva clasificación ofrece un mayor desglose de las parcelas de gasto en que se estructura la información que se difunde, de tal manera que el número de subclases, que era de 126 en la base 2011, aumenta hasta 219 en la nueva base 2016, al tiempo que se actualizan las ponderaciones de cada uno de los productos, también en función de mayor o menor consumo de los mismos, para reflejar "de forma más precisa" las pautas de consumo de los hogares.

El peso de los alimentos y bebidas no alcohólicas crece en la nueva base un 5,5%

El peso de los alimentos y bebidas no alcohólicas crece en la nueva base un 5,5% (hasta el 19,7% del gasto total), al tiempo que la ponderación de bebidas alcohólicas y tabaco aumenta un 9,1%, hasta representar el 3% del gasto total.

También crece el peso de la vivienda, un 6,4% (hasta el 13,3% del total), mientras que cae el referido a vestido y calzado (-11,4%, el 6,7% del total) y menaje (-4,3%, el 5,88% de todo el gasto).

El peso del gasto médico que dedican los hogares crece un 16,4%, hasta casi el 4% del gasto total, y aumenta un 21,8% el gasto en ocio y cultura, hasta el 8,5% del total. Comunicaciones (+4,5%, el 3,6% del total) y Enseñanza (+5,4%, el 1,68% del total) también aumentan su peso, mientras que, por el contrario, la ponderación del transporte cae un 5,9%, hasta el 14,6% de todo el gasto.

También crece el peso de la vivienda, el gasto médico y el gasto que destinan las familias al ocio

Por último, el gasto que destinan las familias a hoteles, cafés y restaurantes crece un 4,5%, hasta el 12% de todo el gasto, mientras que el peso de otros bienes y servicios se reduce un 29,8%, hasta el 6,75% del total.

El IPC con la nueva base también incluye algunos cambios para adaptarse al Sistema Europeo de Cuentas (SEC) referidos a gasto bruto frente a gasto neto o a algunas transacciones.

En el primer caso, afecta a los seguros, cuyos precios, a partir de ahora, se incluirá en el IPC pero excluyendo las contraprestaciones recibidas, es decir, el gasto neto; mientras que en el caso de las transacciones no se tendrán en cuenta las realizadas entre hogares, por lo que desaparecerán las compraventas de automóviles usados entre particulares.

El precio de los seguros se incluirá en el IPC, pero excluyendo las contraprestaciones recibidas

En la nueva base se han incorporado dos cambios relacionados con las frutas y hortalizas frescas. Así, algunas frutas y hortalizas han dejado de considerarse productos estacionales porque ya están disponibles todo el año en el mercado, y para aquellas que sigan manteniendo la estacionalidad se aplicará una nueva metodología del cálculo del precio para todo el año.

En concreto, se estimará con la variación media de los precios del resto de productos que sí están disponibles, la ponderación será fija a lo largo de todo el año y no variable mes a mes como hasta ahora y el índice se calculará con los precios del mes de diciembre del año anterior, como referencia.